Meghan Markle
Vía clase.in

Meghan Markle, duquesa de Sussex, ha mostrado un interés particular por los fogones. Hace unos días visitó una cocina comunitaria en Londres, donde se reunió con sobrevivientes del incendio de la torre Grenfell. La esposa del príncipe Harry no dudó en ayudar a las mujeres del lugar a cocinar más de 150 platos, cantidad que sale a diario para los refugiados. Muchos piensan que solo es una campaña publicitaria, sin embargo, no se puede negar que este tipo de gestos hablan bien de su personalidad.

Además, también invitó a su buena amiga, la chef Clare Smyth, laureada como la mejor cocinera del mundo en 2018. Markle desea mostrarle el trabajo que desempeñan las voluntarias con las que ha venido colaborando desde hace un tiempo.

Un libro de cocina con su presentación

Meghan Markle
Vía cnbc.com

Es importante recordar que Meghan ayudó en la escritura de un libro de cocina para obtener ganancias y beneficiar a las víctimas de la catástrofe anteriormente mencionada. La iniciativa nació de un grupo de mujeres que no sabía cómo podía auxiliar a los sobrevivientes. Es entonces cuando deciden plasmar en un libro una variedad de recetas, apoyadas por la nueva duquesa. Markle considera que la cocina es unión, de hecho, se fusionan diversas culturas en cada una de las preparaciones. El volumen lleva por nombre Together: Our Community Cookbook.

La exactriz escribió la presentación del libro que muestra las recetas de las mujeres y sus platillos de todo el mundo, entre ellos, del Oriente Mediterráneo, Europa, el Medio Oriente y el Norte de África.

El objetivo inicial era recaudar el dinero suficiente para poder mantener la cocina abierta los siete días de la semana, ya que en un principio solo podían abrir dos, por razones económicas. Tantos fueron los ingresos que pudieron remodelar la cocina, haciéndola más espaciosa, pero sin que perdiera su calidez.

También le puede interesar: Lanzan helado para oponerse a las políticas de Trump

Comments

comments