Arzabal en el Mercado de San Miguel donde abre el nuevo concepto Madrí / Foto: Mateo&co Comunicaciones

La taberna Arzabal, tan icónica en Madrid, confirma su esencia castiza y su gusto por la tradición española con un nuevo concepto en el Mercado de San Miguel. Se trata de Madrí, el nuevo local del grupo gastronómico que se erige en el puesto número 18 del mercado culinario, en el caso central de la capital.

Así, Álvaro Castellanos e Iván Morales, dueños de Grupo Arzábal, sacan su lado más castizo, justo cuando se cumplen los 10 años de la creación de la primera taberna Arzábal.

La apertura de Madrí se ha puesto en marcha a principios de diciembre, en un lugar típico donde se reúnen personas de todo el mundo para disfrutar de unas gastronómica gourmet en pleno centro de Madrid, donde se pueden conseguir raciones con un precio de 5 y 10 euros.

“Buscábamos hacer una cervecería, espontánea, divertida y extrovertida. Para un tipo de cliente al que le guste la tradición en un espacio actual, en la que estén presentes los sabores de siempre en un marco desenfadado y divertido”, indica Morales sobre el proyecto.

mercados gastronómicos
Fachada del Mercado de San Miguel

“Un sitio al que vayas para picar algo rápido y rico y te quedes con tus amigos tomando ´la última´ ronda”, agrega Castellanos sobre Madrí.

La carta es sencilla pero variada. En esta se pueden encontrar desde las tradicionales papas bravas hasta los mejillones tigre, que se pueden acompañar con una cerveza artesana.

Madrí y una historia de tradición

Papas bravas en Madrí / Foto: Mateo&co Comunicaciones

Ha pasado una década desde que Castellanos y Morales abrieron Arzábal, una pequeña taberna con cinco mesas, en la calle Doctor Castelo, que hoy ocupa su primer restaurante japonés, Kirikata. Pronto se vieron desbordados y tuvieron que mudarse a un espacio más amplio, en la calle Menéndez Pelayo.

A mediados de 2018 los dueños presentaron un nueva propuesta para formar parte del mítico mercado, que tenía por objetivo abanderar las dos barras centrales del lugar y dos de los carritos centrales, uno con sus croquetas “Arzábal Croquetería” y otro de cerveza.  Dentro del espacio del Mercado de San Miguel, Arzábal ofrece algunos de los hits de Grupo Arzábal junto con otras propuestas creadas ad hoc y enfocadas como siempre en la temporalidad del producto.

Madrí en el Mercado de San Miguel / Foto: Mateo&co Comunicaciones

El grupo de restauración cuenta actualmente con más de 200 empleados y varios locales (Arzábal Market, en el Mercado de San Miguel, que gestiona las principales barras del mercado de madrileño, y Arzábal Museo, en el Reina Sofía de Madrid), con los que pretenden cerrar el año con una facturación de 16 millones de euros.

También le puede interesar: Club de Gourmets premia a La Sucursal y a Ángel León

Comments

comments