Afirman que el Covid 19 ha ralentizado la venta de AOVE en Ibiza

El propietario de la marca de AOVE Joan Benet, Juan Prats Ribas, ha asegurado esta semana que “el COVID-19 ha ralentizado la campaña de venta de AOVE en Ibiza”. El empresario se ha mostrado poco optimista en relación a las previsiones para el futuro próximo del sector.

“Esta temporada ha sido fantástica en cuanto a cantidad y calidad de los zumos elaborados. Teníamos grandes planes al ser la primera vez que nuestros aceites podían comercializarse como Aceite de Ibiza. Pero la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha supuesto una ralentización del sector y un cambio de planes para adaptarnos a la nueva situación”, ha dicho.

Sin embargo, ha destacado que la temporada ha empezado bien y la cosecha ha sido productiva, algo que pudiera hacer frente a la crisis económica que se avecina. “Nosotros este año ponemos en el mercado 4.100 litros de AOVE bajo la Indicación Geográfica Protegida. La temporada empezó muy bien, vamos a ver cómo evoluciona después de este frenazo”, ha declarado Prats.

En este sentido, motivados por el escenario creado por la alerta sanitaria, el empresario ha aprovechado para informar de que la almazara de Joan Benet ha querido sacar una edición especial para celebrar la obtención de la IGP “Aceite de Ibiza”, una Selección de familia, coupage arbequina y picual, embotellado en envase único de 375 ml.

“Después de años de trabajar desde la agrupación para conseguir la Indicación Geográfica Protegida Aceite de Ibiza, pensamos que era un buen motivo el lanzamiento de esta edición especial. Para ello, decidimos vestir estas nuevas botellas con una imagen diseñada exprofeso para la ocasión. El Covid-19 nos ha obligado, también, a retrasar y a replantear la presentación”, ha enfatizado  Prats.

Asimismo, para hacer frente a esta situación, el empresario ha destacado que la almazara ha realizado importantes inversiones en el mantenimiento de los zumos y que de ahora en adelante activarán el reparto a domicilio.

Para lo primero, ha construido un cuarto frío donde el aceite permanece a una temperatura constante, lo que permite que mantenga sus propiedades organolépticas intactas. Los AOVE tienen dos enemigos que le provocan una oxidación muy rápida que son las altas temperaturas y la luz directa, con esto se mantendrían los zumos por más tiempo, evitando estos dos elementos.

También puede interesarte: Pitu Roca: ¡El aprendizaje es el oficio más bello que existe!

Comments

comments