conserva
Preparación de canapés de anchoas en conserva, roquefort y palmitos / Fotos: ALBO

Después de haber visto nacer su fábrica en Vigo, de llegar a más de 25 países, de introducir el abre fácil en el mercado o de sobrevivir a dos guerras mundiales y una guerra civil, Carlos Albo Kay consiguió que la conservera gallega ALBO celebrara sus 150 años de historia.

Una gran aventura empresarial, que ha conseguido mantenerse a flote durante tanto tiempo ofreciendo productos de calidad e innovando para ser una marca diferenciada en conservas, siempre teniendo presente al consumidor.

Conservas de ALBO / Foto: ALBO

Con motivo de este gran acontecimiento y sin apenas cambios durante décadas, en 2019 supuso un gran paso para la conservera celebrando su siglo y medio de vida con una cambio integral de marca, alrededor de una campaña de comunicación bajo el lema 150 años conservando lo bueno.

Esta transformación integral se llevó a cabo bajo el amparo de diferentes acciones,
desde la renovación de su identidad corporativa (logotipo, packaging, lineales en
punto de venta y toda la imagen de su amplia línea de productos), así como el lanzamiento de su nueva página web y perfiles en redes sociales. Todo ello con el fin de modernizar su presencia en el mercado sin renunciar a sus raíces y valores de marca.

Dani García presenta un evento de ALBO / Foto ALBO

La campaña 360º se completó con diversas acciones de la mano del chef con tres estrellas
Michelin, Dani García, embajador de la marca durante este 150 aniversario.

El chef protagonizó tres eventos gastronómicos organizados por la marca durante el año, con lo cual ha logrado ir más allá del producto y hacerlo extensible a los buenos momentos de la vida.

También puede interesarle: Najat Kaanache, encurtidos y conservas “de sur a sur”

Comments

comments