Eleven Madison Park
Eleven Madison Park, del chef Daniel Humm / Foto vía: Forbes.com

Uno de los restaurantes más famosos del mundo, Eleven Madison Park, podría permanecer cerrado, incluso mientras otros intentan descubrir cómo regresar del cierre.

El futuro del restaurante de Nueva York, reconocido como número uno del mundo en 2017, es incierto, dice su chef y propietario Daniel Humm. “Definitivamente pende una interrogante sobre Eleven Madison Park, si se reabre”, le dice a Bloomberg Pursuits durante una entrevista telefónica el lunes 4 de mayo. “Se necesitarán millones de dólares para reabrir. Tienes que traer de vuelta al personal. Trabajo con equipos sofisticados en un gran espacio. Quiero seguir cocinando con los ingredientes más bellos y preciosos de una manera creativa, pero al mismo tiempo, tiene que tener sentido”.

El cierre del lujoso restaurante de 80 asientos a mediados de marzo fue inesperado para el chef. “En EMP, a veces estamos en una burbuja, y estábamos literalmente llenos hasta el final. Luego nos enteramos de que teníamos que cerrar”, comenta. Al principio, pensó que sería solo por unas pocas semanas. “Pero cuando Danny Meyer, director ejecutivo de Union Square Hospitality Group, suspendió a su equipo, me di cuenta de lo malo que era esto. Siempre contempla todas las posibilidades en estas situaciones”.

Daniel Humm
Foto: Vía Bloomberg

Humm tuvo que dejar ir a sus empleados, aproximadamente 30% de ellos con visa en Estados Unidos. “Todos tuvieron que irse a casa sin nada. Casi me rompió el corazón“. Consideró hacer delivery, luego rechazó la idea: “Estábamos pensando, ¿deberíamos hacer algún tipo de caja para llevar? Pero fue tan intenso en Nueva York que no me pareció que el mundo necesitara comida Eleven Madison Park en cajas elegantes. Sabía que no ganaría tanto dinero. De todos modos, no quería que la gente estuviera expuesta; el delivery no es lo que hacemos”.

En cambio, dice Humm, recorrió en su bicicleta Nueva York durante unos días y decidió que podría comenzar a combatir el creciente problema del hambre a través de Rethink Food. Como miembro de la junta de la organización sin fines de lucro, que utiliza los restos de comida de los restaurantes y las cocinas corporativas para proporcionar alimentos a las personas necesitadas, tenía la cocina, los contactos con los proveedores y la capacidad de recaudar dinero. “Fui a American Express y dije: ‘Necesito 250 mil dólares en dos días para comenzar esto’. Y llegaron”. A principios de abril, Humm transformó EMP en un espacio que permitiera el trabajo y comenzó a producir casi 3.000 comidas al día para alimentar a las personas hambrientas de la ciudad.

Eleven Madison park
Foto: vía Bloomberg

Si EMP volviera a abrir, expresa el chef, continuará usando su restaurante para alimentar a las personas sin hogar y hambrientas, junto con los muy afortunados. “La infraestructura para acabar con el hambre debe salir de los restaurantes. De cualquier manera que EMP vuelva a abrir, y ahora es como un lienzo en blanco, tendríamos que redefinir lo que significa lujo, también será una oportunidad para seguir alimentando a las personas que no tienen nada. Ya no necesito alimentar solo al 1%”.

El regreso de la industria en una ciudad como Nueva York traerá una dura realidad, predice Humm. “Los restaurantes van a necesitar cobrar más dinero. Será lento y no habrá trabajo para todos. Pero tengo la esperanza de que volveremos”.

Información vía Bloomberg.

También le puede interesar: El mundo se prepara para la reapertura de restaurantes

Comments

comments