Sepa cómo preparar la torta de queso sin horno

Torta de queso

La torta de queso o cheesecake es un postre rico que se ha masificado por todo el mundo, cuyo origen es muy antiguo. Según la historia, data de la Antigua Grecia y el Imperio romano. 

De esta preparación hay distintas versiones. Por ejemplo, en Estados Unidos y Latinoamérica es muy común que se utilice el queso crema. Los italianos suelen hacerla con requesón, mientras que en Países Bajos y Alemania la hacen con queso quark.

Sea como sea, lo importante es que su textura quede suave y blanda.  Ahora bien, ¿sabía usted que también puede hacer esta torta de queso sin  necesidad de horno? Pues sí, puede hacerla sin problema alguno, y no alterará para nada su consistencia ni sabor.

Aquí les compartimos una receta bastante sencilla, fácil, sabrosa y sin necesidad de cocción, para que se luzca con sus comensales. 

Torta de queso sin horno

Una preparación muy sencilla de Cocinatis

Ingredientes

  • 500 g de queso crema
  • 100 g de azúcar
  • 500 g de crema de leche
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de galletas María
  • 8 láminas de gelatina sin sabor
  • 300 g de mermelada de su preferencia

Preparación

  • Triture muy bien las galletas para la base de la torta. Agregue luego la mantequilla cortada en dados y siga triturando. Una vez todo esté bien mezclado, cubra la base de un molde desmontable redondo. Con una cucharilla aplaste la mezcla de manera que la base quede totalmente uniforme.
  • En un recipiente con agua, eche la gelatina y déjela remojar durante 10 minutos o hasta que se hidrate lo suficiente.
  • En una ollita a fuego medio, coloque el queso crema, después agregue el azúcar y la crema de leche. Mientras se cocina unos minutos, remueva muy bien con una paleta. Después, eche la gelatina hidratada y escurrida. Seguir removiendo. Retirar del fuego.
  • Vierta la mezcla suavemente sobre la base de galleta. Puede utilizar una cuchara o paleta para expandirla y que quede pareja, y también para que no caiga sobre la base.
  • Deje reposar. Una vez que la crema esté a temperatura ambiente llévela a la nevera al menos seis horas. Aunque será mejor de un día para otro.
  • Cuando la saque de la nevera, cúbrala con la mermelada de su preferencia, de forma uniforme. Desmolde la torta de queso, y disfrútela.

También le puede interesar: ¿Por qué no es conveniente lavar con agua las frambuesas?