Parrilla de pescado: tips para ser el mejor

Parrilla de pescado

Las veneradas brasas. Esa sensación de calor, dinamismo y compartir que genera este método de cocción es muy querido por algunos. Esto permite cocinar todo tipo de insumos como res, cerdo, pollo, verduras y hasta pescados. En el caso de este último, puede resultar un poco complicado. Su carne debe ser tratada de manera adecuada para evitar que se desmorone o se pegue a las rejillas. Seguir buenos consejos para hacer una deliciosa parrilla de pescado nunca estará de más.

Pequeñas acciones antes y durante la cocción pueden mejorar los resultados de la preparación. Solo es necesario conocer estos pequeños tips que harán mucho más gustoso cada bocado y le ahorrarán dolores de cabeza.

Sea el maestro de la parrilla de pescado

Todo limpio

Limpiar la parrillera es algo que muy pocos hacen. Una vez culminada una buena barbacoa, es normal dejar las rejillas sin limpiar hasta la próxima ocasión. Para que el pescado pueda cocinarse de buena manera y sin pegarse, lo mejor es mantenerla lo más limpia posible.

Existen dos maneras recomendadas para hacer eso. Una es, simplemente, utilizar un cepillo o esponja de alambre para quitar residuos y luego pasar un pañuelo húmedo. El otro método es cubrir las rejillas con papel aluminio y dejar calentar por un rato, esto hará que se deshaga lo que pudiera tener adherido.

El aceite, un buen aliado

Si quiere evitar al máximo que durante su parrilla de pescado todo se pegue, lo mejor es lubricar la zona. Pinte con un poco de aceite el sitio donde pondrá la carne y esto ayudará a que pueda manejarla con más facilidad. Aplique suficiente hasta que las rejillas se vean bien brillantes.

Caliente bien

Antes de poner el insumo al calor de las brasas es importante que estas estén bien calientes. Una parrilla con la temperatura baja es enemiga del pescado, pues es muy fácil que este se pegue. Se debe ser paciente y esperar lo necesario para que el fuego pueda hacer un buen trabajo.

Escoger un buen filete

Como pasa en muchas cosas de la cocina, algunos insumos se adaptan mejor a ciertas situaciones que otros. Algunas carnes específicas de pescados son mejores para una parrilla, como salmón, atún, pargo o mero. Lo ideal es buscar un corte que tenga un buen grosor para que no se desmorone.

Un buen condimento

Antes de ponerlo al fuego, es importante sazonar. Lo recomendable es pintar con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Algunos conocedores dicen que si desea añadir otros aliños, lo mejor es cocinarlo envuelto en papel aluminio, pues algunas especias tienden a adherirse.

Todo en la posición correcta

Al poner los filetes en la parrilla, se debe hacer con la piel hacia abajo y de manera perpendicular a las rejillas. Cocinar primero la piel le dará más consistencia a la carne y podrá manipularla con mayor facilidad. Se debe dejar cocer hasta que esta parte adquiera un tono dorado antes de darle la vuelta. En caso de que le cueste moverlo en primera instancia, se debe dejar un par de minutos más hasta que sea más fácil.

Ser consciente del tiempo

Si la parrilla está a la temperatura correcta, se debe cuidar cuánto tiempo se cocina. Normalmente, cada lado del pescado debería estar cocido entre tres y cinco minutos. Una vez listo, la carne debería despegarse fácilmente.

Parrilla de pescado

En el caso de ser un pescado entero

Si va a cocinar el pescado en su totalidad, hay algunos consejos para que se cocine deliciosamente:

  • Hacer pequeños cortes verticales en los laterales del pescado.
  • Sazonarlo tanto por fuera como por dentro.
  • Cocinar directamente al fuego de las brasas por, aproximadamente, 10 minutos.
  • Retirar con cuidado con ayuda de unas pinzas.

Seguir estos pequeños pasos harán que su parrilla de pescado sea un manjar total.

También le puede interesar: De las brasas al plato sin errores