Tips para salir de apuros con ciertos alimentos

Salir de apuros eneldo

Preparar ciertos alimentos requiere de más tiempo del que se dispone, pero, por fortuna, existen algunos tips que agilizan este proceso. Verás qué fácil es hacer recetas con almendras, anchoas, arroz, asado de carne, albahaca, albóndigas, gelatina, chile, guisantes, harina e hígado.

Ya no será un problema

Almendras

Almendras

Para pelarlas con facilidad, échalas unos minutos en agua hirviendo, escúrrelas y pásalas rápidamente por agua fría.

Si las quieres machacar, espolvoréalas ligeramente con azúcar o sal antes de hacerlo, así evitarás que te salten hacia todos los lados.

Anchoas

Anchoas

Si quieres quitarles la sal, lávalas bajo un chorro de agua y luego mételas 20 minutos en vinagre de vino.

Arroz

Cocinar arroz

Para que quede blanco y bien suelto, añade al agua de la cocción una gotas de jugo de limón. Espera siempre a que el agua esté hirviendo antes de echarlo, ya que, de lo contrario, se te pegará.

Asado de carne

Asado

Saca de la nevera una hora antes, la carne que vayas a asar. Una vez terminada de cocinar, espera cinco minutos antes de cortarla y te resultará más jugosa. Sálala en el último momento, justo antes de servirla.

Albahaca

Albahaca

Si la vas a añadir picada, hazlo en el último momento porque así perderá menos su aroma. Para conservar las hojas, lávalas, sécalas bien y cúbrelas con un poco de aceite de oliva. Otra manera de hacerlo es poniéndolas a macerar en sal durante tres horas.

Albóndigas

Albóndigas

Para evitar que las albóndigas se endurezcan, sustituye la yema de huevo que suele ponérseles por un poquito de aceite.

Gelatina

Gelatina

Para desmoldar con facilidad, pasa un cuchillo alrededor y pon el recipiente unos instantes en agua caliente.

Cuando sea conveniente para darle más sabor a un plato salado que se vaya a preparar, sustituye el agua por caldo de ave, de carne o de pescado.

El chile

Chile

La mejor manera de conservar el chile es colocarlo en un envase o envolverlo en papel aluminio.

Si se siente mucho el picor, este se pasará comiendo un poco de pan o de plátano crudo.

Los guisantes

Guisantes

No laves los guisantes antes de prepararlos. Para darles un sabor diferente, cuando los cocines, añade unas hojas de hierbabuena al agua. Una vez quitadas las vainas, puedes congelarlos y se conservan bastante bien.

La harina

Harina

No almacenes demasiada harina, ya que al cabo de un mes empezará a perder sus cualidades y tal vez te encuentres con que tus postres no resultan tan buenos o las salsas quedan peor ligadas.

El hígado

Hígado de pollo frito

Para que un filete de hígado te resulte mucho más tierno, mételo una hora en un envase con leche antes de guisarlo. Al pasarlo ligeramente por harina se dorará mejor.

También le puede interesar: ¡Sabroso! Carne al horno con papas y cebollas