Refrigere los champiñones en bolsa de papel

los champiñones

Los champiñones son un ingrediente utilizado en cocina para distintas preparaciones. Ya sea en ensaladas, antipasto, tortillas, pizzas, con carne y muchas más.

Este alimento de suave sabor, es bajo en calorías, pero rico en vitamina B. También tiene hierro, potasio, selenio y cobre. Aparte, es beneficioso para el organismo. Por un lado, refuerza el sistema inmunitario, debido a sus betaglucanos. Y por otro, tiene un efecto saciante, que favorece el control del peso, entre otros.

Cuando vaya al mercado a comprar los champiñones, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: Asegúrese de escoger los de color blanco o ligeramente crema. También que tengan una consistencia dura, que estén secos y firmes. Esto es un indicativo de que están frescos. De todas, evite aquellos que tengas manchas.

Un dato importante es que no es necesario pelarlos. Simplemente basta que los frote con un pañito húmedo o con un cepillo, para eliminar la suciedad que pueden tener.

Lo recomendable es no lavarlos. Ahora bien, si tienen mucha tierra, los puede lavar uno a uno de manera muy cuidadosa. Inmediatamente, los debe secar muy bien con papel absorbente.

Para conservar los champiñones

Champiñones

En caso de que no utilice los champiñones el mismo día que los consumirá, sepa cómo evitar que se le oxiden. Tenga presente siempre que estamos ante un alimento que es muy delicado.

La manera más práctica de conservarlos es refrigerarlos. Eso sí, introdúzcalos en una bolsa de papel para que se mantengan en mejor estado. No los meta en bolsa de plástico, porque eso hará que los champiñones transpiren. Trate de guardarlos en la parte menos fría de la nevera.

Ahora bien, en caso de que no cuente con una bolsa de papel, puede agarrar un reciente y forrarlo con papel absorbente. Los introduce con cuidado y los tapa con más papel absorbente.

También le puede interesar: Lejano Oriente: algunos ingredientes de su despensa