Newsletter

Síguenos

¡No laves el pollo antes de cocinarlo!

Un reciente estudio realizado por la “Agencia De Normas Alimentarias (FSA por sus siglas en inglés)” en el Reino Unido demostró que lavar el pollo antes de cocinarlo es un grave error que cometen muchas personas por no seguir un procedimiento adecuado. A pesar de que el pollo crudo puede llevar bacterias en su superficie, las investigaciones han demostrado que el lavado de las carnes crudas con agua corriente en el fregadero de la cocina es una mala idea. Si los gérmenes fueran visibles a simple vista, se vería que al lavar se salpican bacterias sobre las toallas de cocina, los mostradores y cualquier otro alimento o utensilio que tengas cerca. El estudio arrojo que el pollo contiene una peligrosa bacteria llamada “Campylobacter” la cual se aloja en la carne de esta ave y que se transmite a los seres humanos por un mal procedimiento de las personas a la hora de preparar esta carne para su alimentación. Al Campylobacter se le reconoce en la actualidad como un importante patógeno entérico, agente causal de la campilobacteriosis, cuyo vehículo de transmisión más frecuente es la carne de pollo.

carnes crudasLos síntomas de la enfermedad incluyen

Fuerte dolor abdominal, malestar general, fiebre, náuseas y, a veces, vómitos. Los vómitos, aunque aparecen en algunos casos, no son el síntoma más característico; sin embargo, la diarrea es profusa, acuosa y, con frecuencia, sanguinolenta. Según sus hallazgos, enjuague, lavado y remojo de aves crudas no destruye las bacterias. La mejor opción para prevenir esta bacteria es cocinar el pollo sin lavarlo y si opta por hacerlo debe usar vinagre o limón y colocarse unos guantes en las manos para evitar el contacto directo con el pollo cuando aún esta crudo. Según las investigaciones, lo mejor es tomar el pollo directamente desde el paquete a la sartén, ya que el calor necesario para la cocción va a matar todas las bacterias presentes.

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram