¿Por qué no es conveniente lavar con agua las frambuesas?

Frambuesas

Las frambuesas también conocidas como fresas del bosque, son redondeadas y con una piel aterciopelada. Su pulpa es muy aromática y de sabor agridulce y se consumen solas o combinadas. También son empleadas para preparar mermeladas, jaleas, bebidas y decorar y aromatizar postres.

Sin embargo, a veces incurrimos en pequeños errores con esta fruta, que hay que recordar es muy perecedera. Por un lado, es muy común que antes de utilizarlas se laven con mucha agua para limpiarlas. No es recomendable hacerlo. Al lavarlas, las frambuesas absorben gran cantidad de agua y se reblandecen, con lo que su textura final no resulta para nada agradable.

Aparte, el lavado con agua supone una pérdida de sabor. Únicamente lo hará si están sucias, pero siempre de una manera muy rápida y delicada. Eso sí, hágalo justo antes de su consumo.

Las frambuesas son delicadas

Frambuesas

Por otra parte, para evitar alteraciones, sobre todo, con aquello del crecimiento de mohos, las puede conservar en la nevera, donde por lo general se mantienen integras pocos días. En caso que necesite conservarlas un tiempo más prolongado, las puede congelar, ya que durante ese proceso de congelado mantienen su estructura intacta.

Cuando vaya a comprar las frambuesas en el mercado, trate de escoger aquellas que estén bonitas, consistentes, que no presenten golpes ni mucho menos signos de enmohecimiento. Aunque hay establecimientos que las venden ya congeladas, enlatadas y en almíbar, y en pulpa.

Ahora bien, existen variedades de frambuesas. A simple vista pueden distinguirse de colores rojo, amarillo y negro, aunque existen algunas anaranjadas y hasta blancas.

Estamos ante una fruta con escaso valor energético, pero con un alto contenido en fibra y varios ácidos orgánicos. Entre sus minerales destaca por su aporte de potasio, hierro y calcio, así como por su bajo nivel en sodio. También posee fósforo, magnesio, y vitaminas A, B y C.

También le puede interesar: Cuatro panes indios que vale la pena atreverse a preparar