Para una buena mousse es fundamental un chocolate de calidad

Mousse de chocolate

¿Quién puede resistirse a una mousse de chocolate? Este postre por lo general puede conseguirse en cualquier pastelería. Su preparación casera resulta muy fácil. Hay quienes prefieren esta opción, porque aparte de ser ligera, su textura es esponjosa y delicada.

Lo que sí debe tener en cuenta al momento de preparar esta delicia suave y fresca, es utilizar un chocolate de buena calidad. Esto es fundamental. Trate de que no exceda el 70% de cacao, ya que el resultado será mucho mejor y la sensación del chocolate en boca se hará persistente, con esa cremosidad.

Regla básica, mientras mejor sea el chocolate que usted emplee, el resultado final será óptimo. Y aunque existen distintas recetas, esta es muy sencilla y rinde para cuatro personas.

Otro dato importante es el tiempo de refrigeración. Lo recomendable es hacerlo con un día de antelación a su consumo. En caso de que no sea así, el tiempo ideal antes de servirlo es de al menos seis horas.

Mousse de chocolate

Ingredientes

  • 200 g de chocolate negro en trozos
  • 30 g de mantequilla cortada en trozos pequeños
  • 1 vaina de vainilla cortada a lo largo
  • 3 huevos con las yemas y las claras por separado
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar extrafino
  • 25 ml de crema de leche (opcional)

Preparación

  • Ponga el chocolate en un bol de cristal y derrítalo en el microondas a potencia máxima durante 40 segundos. Extráigalo del microondas, remuévalo bien y repita la operación hasta que esté derretido casi por completo. También puede hacerlo en baño de María. Retirar. Luego agregue la vaina de la vainilla con la punta de un cuchillo pequeño para arrancar las semillas negras y agréguelas al chocolate. Incorpore las yemas, la crema de leche, remuévalo todo bien y resérvelo.
  • Con una batidora eléctrica monte las claras de huevo junto con la sal. Agregue el azúcar sin dejar de batir. Siga montando las claras hasta que queden a punto de nieve.
  • Mezcle poco a poco las claras a punto de nieve en el chocolate con una espátula de goma hasta que quede compacta.
  • Pase la mousse a los recipientes donde vaya a servirla y guárdela en la nevera.

También le puede interesar: Siete maneras de preparar el chocolate de taza