Newsletter

Síguenos

Cómo hacer la masa para los raviolis

No se sabe a ciencia cierta si la cuna de la pasta fue China y si Marco Polo la trajo consigo de vuelta a casa, o si el delicioso invento debe agradecérsele a los italianos. El hecho es que no existe otro alimento tan versátil. Sea como sea, es un plato apreciado en todo el mundo, ya que es rápido, tiene varios tipos y muchísimas combinaciones.

Una de ellas son los raviolis, palabra que se deriva del dialecto genovés raviolo, que significa plegado. Básicamente son pequeños rectángulos (aunque los hay también circulares) de pasta doblada sobre sí misma que están rellenos.

Raviolis

Su masa es una sola y puede tener diferentes variantes de colores y el relleno cambia según la región, cultura o simplemente al gusto de quien la prepare: carne, queso, verduras, etcétera. El plato se acompaña de una salsa.

Y aunque la puede comprar ya hecha, solo para cocinar, hacerla en casa siempre será una buena opción. ¿Qué lleva un poquito de trabajo? Sí, pero el resultado final lo dejará satisfecho, pues logrará, con su masa típica, que sea fresca y sabrosa.

Eso sí, deberá contar con los utensilios básicos: moldes, cortador, sellador y la maquinita para preparar pasta casera.

Lo que necesita

Raviolis

Ingredientes

  • 500 g de harina de fuerza, llamada de panadería
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • Agua

Preparación

  • Forme una masa homogénea con la harina, los huevos, la sal, el aceite y unos 100 ml de agua. Si la masa queda demasiado firme, vaya añadiendo un poco de agua.
  • Envuelva la masa de pasta en film transparente y déjela reposar 1 hora en la nevera. A continuación, pásela por la máquina de pasta con el espesor deseado y siga trabajándola.
  • Coloque las láminas de masa sobre una superficie enharinada y disponga montoncitos de relleno un poco separados entre sí.
  • Ponga encima la segunda lámina de pasta y presiónela ligeramente. Asegúrese de que no se forman burbujas de aire.
  • Con un molde, marque los raviolis y retire los restos de masa.

Raviolis

Importante: Tenga en cuenta que la pasta de raviolis hay que pasarla varias veces por la máquina. Cada vez que se la pase, enharine las láminas de la pasta, dóblelas por la mitad y vuelva a introducir en la máquina. Solo de este modo, la pasta adquirirá la consistencia deseada. Una vez lista, enharine la pasta y déjela reposar un poco hasta que la necesite.

También le puede interesar: Cómo despiezar bien un pollo para aprovecharlo al máximo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram