Newsletter

Síguenos

Los champiñones, algunos consejos para conservarlos

Los champiñones son un alimento de suave sabor, bajo en calorías, pero rico en vitamina B. Aparte tiene hierro, potasio, selenio y cobre. Cuando los compre, elíjalos consistentes y de color uniforme, sin manchas.

Un dato con los champiñones. Si la cabeza o sombrerete se separa del pie, no son de buena calidad. Consérvelos unos días en frío, en un lugar bien aireado. De hecho, resultan bastante aptos para la congelación.

En ese sentido, los puede introducir en una bolsa de papel para que se mantengan en mejor estado. Eso sí, no lo haga en una de plástico, ya que hará que transpiren.

Dado que los champiñones son un alimento delicado, no es recomendable lavarlos. En caso de que traigan consigo tierra, los puede frotar con un pañito húmedo o con un cepillo. En caso que decida lavarlos, hágalo uno por uno con mucho cuidado y séquelos bien con papel de cocina.

Existen dos variedades, la blanca y la rubia, siendo esta última la que por lo general suele tener más sabor. Por ejemplo, si desea utilizarlos en una ensalada o con entrantes crudos, deben estar muy blancos y crujientes, y en caso de ser posible, ser pequeños y firmes.

Ahora bien, si desea utilizar los champiñones para un plato cocinado, lo recomendable es que sean grandes. Un dato al respecto. Puede colocarlos 5 o 6 días en una bandeja en la nevera. Al deshidratarse, tendrán muchísimo más sabor. Si están en conserva, enteros o en láminas, puede reservarlos para un picadillo, una sopa o una salsa.

Los champiñones en tostadas, con pesto de albahaca

Tostadas de champiñones
Son muy sencillos de cocinar / Foto: 123rf

Ingredientes

Para las tostadas

  • 1 diente de ajo pequeño majado
  • 2 ½ cucharadas de aceite de oliva
  • Rebanadas de pan de 1 cm de grosor
  • 500 g de champiñones pequeños
  • 3 cucharaditas de vinagre balsámico
  • 80 g de jamón cortado en trozos pequeños

Para el pesto

  • 25 g de hojas de albahaca fresca
  • 30 g de parmesano rallado
  • 2 cucharadas de piñones tostados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Para preparar el pesto, pique finamente las hojas de albahaca, el parmesano y los piñones en un robot de cocina, picatodo o licuadora. Añada poco a poco el aceite de oliva, con la máquina en marcha, hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Sazónela con sal y pimienta al gusto.
  3. En un cuenco pequeño, mezcle el ajo con dos cucharadas del aceite de oliva y unte con la mezcla las rebanadas de pan por ambos lados. Dispóngalas sobre bandejas y hornéelas a temperatura media, hasta que se doren.
  4. Caliente la media cucharada restante de aceite de oliva en una sartén grande y saltee los champiñones a fuego medio de tres a cuatro minutos o hasta que estén calientes.
  5. Escurra el exceso de líquido. Agregue el pesto y el vinagre, remuévalo todo bien y rehóguelo por uno o dos minutos más.
  6. Precaliente el horno a 200 °C.
  7. Cubra las tostadas con los champiñones y los trozos de jamón. Hornéelas durante seis minutos aproximadamente o hasta que el jamón este crujiente.
  8. Sírvalas de inmediato.

También les puede interesar: Las crepes, simplicidad y tradición francesa

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram