Newsletter

Síguenos

¿Por qué el kumquat es ideal para mermeladas?

El kumquat (naranja china, naranja enana o quinoto), es una fruta cítrica bastante particular. Es nativa de Asia, y es cultivada sobre todo en Japón y China, donde es conocida como kinkan y chuikan, respectivamente.

Y cuando decimos que es particular, es porque su piel presenta un sabor dulce acidulado, similar al de algunos tipos de naranja o mandarina. Su jugosa pulpa es ligeramente amarga. Es decir, los kumquat son los únicos cítricos que pueden consumirse con piel; esto los convierte en apreciados, ya que la piel es muy aromática.

Por sus características, es muy adecuada para la elaboración de mermeladas y confituras. Esto se debe a que el kumquat es especialmente rico en pectina, sustancia que se encuentra sobre todo en la piel. De hecho, no es necesario pelarla para su empleo; se añade completa, por lo que aporta una gran cantidad de pectina, espesante natural necesario para conseguir la textura que caracteriza a estos dulces preparados.

Aparte de mermeladas y confituras, es una fruta que se puede consumir tal cual, claro está, después de lavarla minuciosamente. Es mucho más sabrosa si previamente se la amasa, pues de este modo se liberan las esencias que contiene su piel.

Kumquat es una fruta cítrica muy particular
Cuando compre kumquat lleve los que estén firmes y su piel brillante / Foto: 123rf

También hay quienes usan el kumquat para hacer macedonias y ensaladas compuestas, o simplemente como ingrediente de rellenos, pasteles y tortas. Además, aporta un sabor característico a las salsas agridulces.

Por lo general, esta fruta se ofrece en mercados de forma atractiva, unidas a su rama y manteniendo algunas de sus verdes y pequeñas hojas. Eso sí, elija aquellas que estén firmes, sin manchas ni golpes, y cuya piel sea brillante. Si los kumquat están blandos, descártelos de una, porque se deterioran con facilidad.

Mermelada de kumquat

Kumquat es una fruta cítrica
Es una fruta cítrica muy particular / Foto: Hola

Si le gustan las mermeladas cítricas esta es una gran opción. Es bastante sencilla de hacer y es la manera como la prepara Las recetas de mamá

Ingredientes

  • 400 g de kumquats
  • 200 g de azúcar
  • El jugo de un limón

Preparación

  • Lavar bien los kumquats. Cortar en rodajas y quitar las semillas. Echar en un bol cubiertas con el azúcar y el jugo de un limón.
  • Dejar reposar 12 horas.
  • Agregar en una olla a fuego lento entre 30 y 45 minutos, o hasta que se consigue el punto de mermelada.
  • Guardar en frascos de cristal y cerrar en caliente para que se haga el vacío.

También le puede interesar: Cilantro y perejil se parecen, pero no son iguales

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram