Newsletter

Síguenos

Hacer tempura de pescado es muy sencillo

En Japónla tempura fue introducida por comerciantes portugueses y españoles en el siglo XVI. Sin embargo, los maestros cocineros nipones mejoraron la masa, dándole ese toque crujiente tan especial con el que se relaciona hoy en día.

La masa de estos entremeses, sumamente clara y fina, se elabora con agua a temperatura ambiente para que se hinche tan pronto como toque el aceite. Con la harina para tempura especial se obtiene además una masa clara.

Su preparación es bastante sencilla y es rápida, aparte de llevar pocos ingredientes. Los puede servir con shoyu (salsa roja japonesa) para acompañar.

Tenga presente que la harina se vende en las tiendas de comida asiática. En caso que no la encuentre, no entre en pánico. La puede sustituir por una taza y media de harina común, con media taza de harina de arroz.

Básicamente lo que necesita es pescado sin espinas, unos 500 gramos; una lámina de nori, y una cucharada de harina para tempura. Para la masa, sólo requiere una taza de agua a temperatura ambiente, dos tazas de harina para tempura y aceite para freír.

Sartén y aceite, esenciales en la tempura

Tempura de pescado
La cantidad de aceite y que esté caliente, es clave / Foto: 123rf

Para su preparación lo primero que debe hacer es cortar el pescado en trozos pequeños y reservarlo. Con unas tijeras, corte el nori en cuadrados diminutos y mézclelos en una fuente con la cuchara de harina de tempura.

Ahora bien, para la masa en sí, debe mezclar con rapidez el agua con la harina, de manera que obtendrá una mezcla un poco grumosa. En caso que le llegue a quedar muy espesa, el truco es agregarle más agua hasta obtener la textura grumosa.  

Lo recomendable es utilizar una sartén de fondo pesado para el momento de freír. Debería llenar de aceite un tercio de su capacidad y el mismo debería estar a 180°C. Para comprobarlo, estará caliente cuando eche un cuarto de cucharadita de la masa y esta mantenga su forma y emerja a la superficie.

Otra recomendación es que el fuego esté medio, para que el pescado se pueda freír de manera uniforme. Reboce el pescado por tandas en el nori y la harina, y después en la masa.

Tenga en cuenta que debe freírlo hasta que se dore, y luego, escúrralo sobre papel de cocina. Sazónelo con sal y manténgalo caliente en una sola capa sobre una bandeja de horno en el horno a 120°C.

También le puede interesar: Ángel León revela cómo darle más sabor al pescado blanco

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram