Newsletter

Síguenos

El vodka también sirve para limpiar

El vodka es un destilado muy refinado que se caracteriza por tener sabor y olor prácticamente neutros. Su elaboración es a partir de centeno, trigo, cebada, maíz o papa.

Esta bebida alcohólica contiene una graduación entre 35%, aunque algunos pueden llegar a tener hasta 80%. Su nombre viene de la palabra “voda”, que significa “agua”.

Se podría decir que existen dos tipos, atendiendo a su sabor. Está el vodka neutro, compuesto básicamente por alcohol sin ningún tipo de hierba ni ingredientes. Y el vodka de sabores, que surgió como una alternativa para reducir el fuerte sabor y aroma alcohólico del neutro.

Este destilado que suele beberse sólo o en coctelería, debido a su versatilidad, también puede ser un gran elemento para limpiar su hogar. Sí, así como lo lee. Es un líquido que puede ser un aliado básico y útil.

El vodka puede ser un buen limpiador de vidrios y ventanas. Sólo necesita mojarlo a un paño, frota el área y le ayudará a remover la suciedad o quitar las manchas, de manera fácil.

También sirve para desinfectar telas y tejidos. Échelo en un atomizador, y por ejemplo, rocíe los paños de cocina, una vez que los ha lavado, para que estén libres de bacterias. De hecho, puede hacerlo con cojines, sillones y colchones.

Otros usos del vodka

El vodka sirve para limpiar
El destilado le saca el brillo al metal / Foto: Getty Images / vía: Televisa

El vodka puede servir como un eficaz desengrasante. Lo único que debe hacer es mezclar por partes iguales, vodka y agua, en un atomizador. Lo aplica directamente en el área a limpiar, lo deja unos segundos y después, lo frota con una esponja para eliminar la grasa. 

Esta bebida puede darle brillo al metal. Así que si tiene algunos elementos de su cocina que lo han perdido, rocíelos sobre ellos y los frota con un pañito o trapo (que no deje pelusa) y verá los resultados. También puede limpiar los cubiertos y la joyería. Incluso, puede servir para limpiar las lámparas del techo, cuyas bases sean de metal.

En el baño, el destilado igualmente sirve para blanquear y darle brillo a la poceta (inodoro) de cristal, cromo y porcelana. También para eliminar los residuos de jabón en bañeras y duchas, y limpiar los azulejos. Eso sí, al echarlos, déjelos unos minutos para que haga efecto, y luego, con un trapo húmedo, limpia las superficies.

Aparte, es efectivo para quitar manchas de las computadoras, de muebles de vidrio y metal, y para quitar el pegamento de las etiquetas.

También le puede interesar: Cerveza, consideraciones básicas que debe saber

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram