Newsletter

Síguenos

¿Por qué se emplea el arándano para hacer conservas?

El arándano es una fruta que contiene una pulpa aromática, jugosa y de sabor acidulado, con numerosas semillas pardas de pequeño tamaño. Y aunque existen varios tipos, es principalmente un alimento rico en glúcidos, aunque también presenta una pequeña porción de proteínas y lípidos. Su aporte energético es bajo.

Entre sus minerales se encuentran potasio, calcio, hierro, fósforo y magnesio, aunque en cantidades poco importantes. El contenido en sodio es prácticamente despreciable. Aparte, posee vitaminas A y C en proporciones considerables, así como cantidades de vitaminas B (B1, B2, B3 y B6).

El arándano es muy utilizado para elaboración de conservas, como confituras y mermeladas. Y quizás se pregunte ¿por qué? Básicamente es por dos razones. En primer lugar, no es una fruta muy indicada para su consumo en fresco por su pequeño tamaño y difícil conservación.

Por otro lado, su alto contenido en pectina, compuesto con gran capacidad para la formación de geles. En ese sentido, favorece su empleo para la elaboración de estos derivados de mayor período de conservación. También es empleado para hacer puré, compotas, jaleas y jugos.

El arándano actúa como antiinflamatorio

Arándanos
Esta fruta se puede conservar en la nevera / Foto: 123rf

En general, el arándano común puede mantenerse en la nevera durante unas tres semanas. Si bien su sabor es mejor cuando se le consume a temperatura ambiente. Para un mayor período de conservación puede recurrirse a la congelación, a la que se presta muy bien. 

Aunque es una fruta que se puede conseguir en el mercado, por lo general, en época de  verano, se puede conseguir todo el año, ya que se puede encontrar también congelado, enlatado, y seco.

Dada su riqueza en taninos, el arándano presenta un efecto beneficioso frente a las diarreas, además de actuar como antiinflamatorio y antiséptico. El consumo con leche o azúcar estimula, en las personas sanas, las secreciones gástricas e intestinales, fundamentalmente del páncreas. De hecho, combinado con leche constituye un eficaz tónico, fácilmente tolerado incluso por los estómagos más débiles.

Ahora bien, al igual que otras bayas, el arándano puede ocasionar reacciones alérgicas en personas sensibles. Los síntomas más comunes en relación con estas alergias son inflamación de los labios y párpados, así como picores y sarpullidos.

También le puede interesar: Jugo de zanahoria y pepino para limpiar sus riñones

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram