Consejos para pelar jengibre

pelar jengibre

El jengibre fresco suele darle a las recetas el toque picante necesario para un sabor exquisito y único. Como muchas otras raíces, hay que pelarlo para poderlo emplear. La técnica más común para pelar jengibre suele ser la de emplear un pelador de vegetales; pero esto ocasiona que se pierda mucha pulpa.

A continuación te damos algunos consejos para pelar jengibre fácil y sin desperdicio.

Existe otra forma menos conocida de pelar jengibre, que es mucho más sencilla, rápida e, incluso,  menos peligrosa ya que no hay riesgos de cortarse con ningún pelador. Sólo hace falta… ¡una cuchara!

Lava el jengibre y sécalo bien. Con la parte posterior de la cuchara mirando hacia ti, comienza a raspar la piel de la raíz, empleando para ello la punta del cubierto. Esta técnica sólo quitará la corteza y evitará el desperdicio de  pulpa. Además, es más fácil pelar las protuberancias y curvas del jengibre con una cuchara que con un pelador.