Consejos para ablandar carnes duras

ablandar carnes

Para muchos, la tarea de ablandar carnes no es nada agradable. Los métodos más tradicionales de nuestras madres y abuelas consistían en dejar la carne macerar un par de horas en una mezcla de leche y yogur. A continuación, algunos consejos para hacerlo.

Métodos para ablandar carnes

  • Untar o embadurnar la carne con una mezcla de aceite y vinagre a partes iguales y dejarla reposar durante un par de horas. A la carne no le quedará gusto a vinagre. No obstante, es preferible un “masaje” a la carne combinado con una mezcla seca de hierbas y especias. Esto les permite penetrar y dar sabor a la carne si se les deja durante un período de tiempo largo, generalmente, durante la noche en el refrigerador.
  • Utilizar ablandadores de carne naturales como la papaína. Esta última se extrae de la papaya y es de efectos milagrosos como ablandador de carne. Es también un digestivo extraordinario. En su defecto, el jugo de piña también tiene efectos ablandadores muy buenos y mejora el sabor de la carne. Con jugo de piña debe dejarse, al menos, dos horas en la nevera.
  • Para ablandarla, cortándola antes en rodajas finas, también puede utilizarse un mazo de carne. La acción es la de aplanar golpeando la carne y rompiendo algunas de las fibras y los tejidos conectivos. Esto hace que la carne quede un poco más tierna o blanda, o más fácil de cortar, en todo caso.

El corte y la preparación son importantes

  • Las carnes vacunas más tiernas y jugosas se deben cortar por lo menos con un grosor de unos 2,5 cm.
  • En la compra se deben seleccionar filetes de ternera o vacuno que tengan un veteado bonito; serán más tiernos y sabrosos que carnes muy magras.
  • La forma de cocinarlos también es primordial. Los filetes deben ser cocinados a fuego alto, sellando las partes externas y facilitando la conservación de los jugos naturales de la carne. Para evitar que se convierta en un filete duro y seco, no debemos quemarlo. Hay una línea muy fina entre el bien hecho y el seco, así que si prefieres la carne bien hecha, ten cuidado en no pasar esa línea.
  • Otro truco que da muy buenos resultados consiste en envolver unas capas delgadas de tocino o tocineta en torno a los cortes de carne de vacuno. Parte de la grasa del tocino se va derritiendo mientras se hace, y además de añadirle humedad y sabor a la carne, sirve como un ablandador natural muy bueno.

También puede interesarte: Lomito Wellington para una ocasión especial