Al comprar ajos elija los de tallo duro y corto

Ajo

El ajo es una planta herbácea muy utilizada en la cocina como condimento de muchas preparaciones, que genera posiciones encontradas: amor y odio. Hay quienes no soportan su sabor picante.

Este bulbo, perteneciente a la familia de la cebolla, está formado por una cabeza de dientes cubiertos por una piel fina que se separan con facilidad. 

Tenga presente, al momento de comprarlos, de elegir aquellos que posean bulbos con un tallo duro y corto, ya que estos son realmente los más aromáticos. De todos, descarte, sin pensarlo mucho, aquellos que tengan bulbos con brotes, porque empiezan a volverse amargos.

Por ejemplo, el americano tiene una piel blanca y un sabor muchísimo más fuerte y picante, mientras que el italiano o mexicano tiene una piel purpúrea y un sabor más suave.

Aunque en el supermercado ya venden los ajos pelados, este proceso no es para nada complicado. Y a pesar de que hay varias formas de hacerlo, una manera muy fácil es majarlo con la hoja de un cuchillo grande. No lo aplaste del todo, simplemente debe darle un buen golpe y ya. De este modo la piel se desprende sin problemas y se puede retirar fácilmente.

Ahora bien, si es de aquellos que disfruta pelándolo uno a uno a mano, puede hacerlo con un cuchillo de mondar, eso sí, que sea pequeño y afilado.

También le puede interesar: Niko Romito tendrá un centro de investigación alimentaria