Newsletter

Síguenos

Cómo mantener las crepes calientes

Las crepes son esos finos discos de masa cocida, cuyos ingredientes básicos son harina y leche, que pueden ser saladas o dulces. Pero, quizás, en algún momento nos ha pasado que al comerlas no están a la temperatura que esperamos, sobre todo, cuando las hacemos como postre.

Y es que para mantener las crepes calientes, una vez que las ha preparado, una opción es amontonarlas en un plato situado sobre una olla con agua hirviendo, y cubiertas con papel aluminio.

Por ejemplo, aquellas que compra empaquetadas, las puede calentar por separado en una sartén a fuego lento, con una pizca de mantequilla. Si le cuesta despegarlas, colóquelas en un plato encima de una olla con agua hirviendo.

En ese sentido, tenga claro que si va a preparar crepes, debe utilizar una sartén antiadherente. Eso sí, échele mantequilla, no aceite. Aunque si usted es consumidor de este plato, existen creperas eléctricas.

Otra opción es darles un toque de calor ligero en el horno. En este caso debe cubrirlas con papel aluminio para que no se sequen y puedan mantenerse más tiempo caliente.

Dos errores al hacer las crepes

Crepes

Ahora bien, hay dos errores que suelen ser muy frecuentes al preparar la masa de las crepes. Por un lado, muchos utilizan la batidora eléctrica. Si bien es cierto que es más rápida, la textura adecuada no ha de ser espesa, porque esto hará que quede muy gruesa. Así que lo recordable es batir a mano, para lograr un grosor fino, que es como son realmente las crepes francesas.

El otro error es obviar el reposo obligatorio de la masa una vez está preparada. Expertos en la materia recomiendan que se deje al menos una hora en la nevera. Este proceso permitirá que las crepes tomen cuerpo, que la harina se empape bien, pero sobre todo, que el resultado final sea tierno y delicado. 

También le puede interesar: Para los franceses sus quesos son un verdadero orgullo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram