Cómo evitar que se forme una capa en la crema pastelera

Crema pastelera
Foto vía: El Mundo Eats

La crema pastelera es una de las más utilizadas para rellenar o adornar distintos dulces y tortas. Su preparación es muy rápida y con ingredientes muy sencillos y fáciles de encontrar. No es monótona y puede tener sabores muy variados, aromatizada con café, vainilla, caramelo líquido, chocolate o licor.

Eso sí, es fundamental que se respeten las medidas y los tiempos de cocción. De hecho, la crema pastelera, es sin duda, la más cremosa y untuosa de todas las cremas.

Una manera de evitar que se empelote, es removerla constante y lentamente. Incluso, para evitar que se le forme una capa de crema de leche en la superficie mientras se enfría la crema, hay que espolvorearla con azúcar cuando todavía está caliente.

La crema pastelera se utiliza fría para rellenar éclairs, bombas, milhojas, recubrir la base de una torta, preparar un suflé, etcétera.

Ahora bien, si usted quiere lograr una crema más ligera, cuando hierva agréguele 2 claras de huevo batidas a punto de nieve con un poco de azúcar.

También puede prepararla con 4 huevos enteros bien batidos, en lugar de 2 huevos, y 4 yemas, como la receta que les compartimos a continuación. Aunque hay que decir que de esta manera el resultado es mucho menos delicado.

Una manera de hacer la crema pastelera

Crema pastelera

Esta es una de las recetas clásicas de esta crema. Sus variaciones están en si desea potenciarla con un chorrito de licor o cambiar su sabor.

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 2 huevos enteros
  • 4 yemas de huevo
  • 150 g de azúcar
  • 125 g de harina
  • 50 g de mantequilla (opcional)
  • Para el sabor: vainilla, café o el de su preferencia

Preparación

  • Caliente la leche en una olla, y si desea darle sabor, ponga 1 vaina de vainilla.
  • Casque los huevos sobre un recipiente, añada las yemas y bata muy bien la mezcla. Luego agregue el azúcar sin dejar de batir hasta que la mezcla quede blanca, espesa y espumosa.
  • Incorpore a cucharadas la harina tamizada y agregue la leche hirviendo -después de retirar la vaina vainilla-, muy lentamente y sin dejar de remover.
  • Vierta todo el preparado en una olla y póngalo a fuego lento. Remueva con una espátula y con movimientos regulares hasta que rompa a hervir.
  • Retire la olla y deje que se enfríe. No es necesario que la crema esté más tiempo al fuego. Si lo desea, añada la mantequilla en trocitos (no es necesario del todo este ingrediente), y por último, es sabor elegido: 1 cc de extracto de café, cacao, etcétera.

También le puede interesar: La guanábana es buena para la flora intestinal