Utilice las claras de huevo para unos ricos suspiros

Suspiros
Foto vía: Cocina Delirante

Muchas recetas requieren únicamente el uso de yemas de huevo. Pero no es necesario que desperdicie la clara, ya que puede convertirla con facilidad en deliciosos suspiros (merengues) en miniatura.

Para que le salgan a pedir de boca estos suspiros, asegúrese de que las claras de huevo estén a temperatura ambiente y que el recipiente y los utensilios estén limpios. También tenga cuidado al separar el huevo para que no quede ningún rastro de yema en la clara.

Estos ricos dulces caseros terminan siendo una adicción. Son ideales para cualquier momento. Su preparación es bastante sencilla y no le quitará mucho tiempo. Recuerde dejar una separación entre ellos, ya que al hornearlos crecen. De no hacerlo, lo más seguro es que se peguen unos con otros.

Tenga siempre presente que los suspiros deberían cocerse lentamente. Alcanzan la textura ideal cuando quedan crujientes por fuera y blandos por dentro.

Suspiros miniaturas

Aunque hay variaciones mínimas en las recetas, esta lleva canela molida entre sus ingredientes. Esta es para 25 unidades.

Ingredientes

  • 2 claras de huevo a temperatura ambiente
  • ½ taza (125 g) de azúcar extrafino
  • ¼ de cucharadita de canela molida

Preparación

  • Precaliente el horno a 150ºC. Forre dos bandejas de horno con papel parafinado.
  • Con una batidora eléctrica, monte las claras a punto de nieve en un recipiente pequeño, limpio y seco. Añada el azúcar poco a poco, batiendo bien después de cada adición hasta que las claras montadas queden brillantes. Agregue la canela y mézclelo todo bien.
  • Pase la mezcla a una manga pastelera con una boquilla acanalada de 1 cm. Deposite pequeñas rosas de 1,5 cm de diámetro sobre las bandejas, dejando 3 cm entre ellas. Hornéelas durante 30 minutos, o hasta que queden claras y crujientes. Apague el horno y deje enfriar los suspiros dentro con la puerta entreabierta.

Los puede rellenar

Suspiros
Foto vía: Los Dulces de Choco

Básicamente los suspiros solos son ricos. Sin embargo, si quiere los puede rellenar en su base, y darles un toque más goloso.

Ingredientes

  • 125 g de chocolate negro rallado
  • 1/3 taza (90 g) de crema agria

Preparación

  • Ponga el chocolate y la crema agria en un envase refractario. Lleve una olla con agua a ebullición, retírela del fuego y coloque encima el envase, sin que el fondo llegue a tocar el agua. Remueva de vez en cuando hasta que se haya derretido el chocolate. Retírelo del calor y déjelo enfriar un poco.
  • Una los suspiros miniaturas por pares con el relleno de chocolate en el centro.  

Dato

Puede sustituir el chocolate negro por blanco y la canela por otras especias molidas, como clavos, pimienta de Jamaica y nuez moscada. Hay quienes le echan ralladura de limón.

Puede preparar los suspiros sin rellenar varios días antes y guardarlos en un recipiente hermético entre papel encerado.

También le puede interesar: El pistacho, nutritivo y energético