Cinco prácticos secretos de cocina

Secretos de cocina

Hay recursos que los más experimentados en el arte culinario utilizan para hacer aún más placentera y práctica su labor. Son secretos de cocina que han ido descubriendo a través de hallazgos en su ejercicio cotidiano frente a los fogones, o por recomendaciones de otros cultores del buen cocinado.

Son pequeños trucos que les facilitan apreciablemente el trabajo de preparar sus elaboraciones. Entre ellos, cómo quitarles la piel al ajo sin contaminarse con su penetrante olor, mantener a los cambures en perfecto estado por varios días, cómo cortar la cebolla sin derramar más lágrimas que Lupita Ferrer en “Cristal” y otros recursos por el estilo.

He aquí cinco secretos de cocina que les facilitarán el trabajo:      

Pelar ajos sin cuchillo

El ajo es un producto infaltable en una cocina, ya que se usa como condimento. A muchos les da pereza pelarlo, por lo que recurren a la opción de comprarlos en el supermercado sin piel. Sin embargo, no es lo mismo. Nada como quitarle su envoltura natural en el momento. Existe una técnica para hacerlo sin necesidad del cuchillo y así evitar su fuerte olor y pegajosidad en los dedos.

Eche en un frasco con tapa los dientes a pelar. Luego ciérrelo y agítelo varios segundos. Después de varias sacudidas sus ojos verán como quedan sin piel.

Cambures en perfecto estado 

Cambures con plástico
Foto vía: Instructables

Quizás es de aquellos a los que no les gusta que el cambur se ponga negro producto de su maduración. Pero hay una manera de que se conserve  la fruta bonita, amarillita y que le dure un poco más.

Lo que debe hacer es separar del racimo cada cambur y cubrir cada tallo con film transparente o bolsa plástica. Esta acción permitirá que se contenga la secreción de etileno (gas que producen varias frutas), que proviene precisamente del tallo y acelera su descomposición.

La cebolla congelada no le hará llorar

cebolla

La cebolla es una hortaliza fundamental, que por sus propiedades nutricionales y medicinales no puede faltar en nuestra despensa. Para algunos es un dolor de cabeza pelarla, ya que produce lagrimeos al picarla.

Y aunque existen varias opciones para evitar que esto suceda, una muy eficaz es la siguiente: Agarre la cebolla, quítele la cáscara, píquela por la mitad y llévela al congelador una hora antes de cortarla. A pesar de que estará muy fría, los componentes que le hacen llorar no lograrán su cometido.

Para sacarle más jugo al limón

A todos nos ha pasado con mucha frecuencia que cuando exprimimos un limón, sentimos que una parte de su jugo no ha salido. Pues bueno, con este truco evitará sentir eso y le sacará mayor provecho a este práctico y cítrico ingrediente.

Lo que debe hacer es agarrar el limón, colocarlo en la mesa y masajearlo unos segundos con la mano para irlo ablandando. Luego lo lleva al microondas unos 10 o 20 segundos. Después sentirá que al tocarlo está líquido por dentro. Al cortarlo, verá cómo el jugo sale con total facilidad, quedando prácticamente vacío por dentro.

Una cucharilla para quitar la piel del jengibre

Otros de los secretos de cocina es con el jengibre, cuyos beneficios son poderosísimos, de eso no hay dudas. Pelar este tallo subterráneo de sabor picante y alimonado es muy sencillo. Incluso hay una opción mucho más fácil y con menos esfuerzo que utilizando el cuchillo. Si usted lo raspa con una cucharilla de metal verá como sale rápido su delgada piel.

Otra cosa. Muchas veces nos ocurre que al rallarlo, suelta su jugo y las hebras se traban. Para evitar esto, llévelo al congelador una hora antes de rallarlo y verá que la diferencia es del cielo a la tierra.

También le puede interesar: El pistacho, nutritivo y energético