Newsletter

Síguenos

El buen uso del microondas

Al microondas sus detractores le predijeron una muerte segura, lo que muchos no se imaginarían que este aparato electrónico tendría mucha más presencia en los hogares. Teniendo tal impacto en el mundo moderno, que se han escrito libros y recetas le dedican varias de sus páginas a explicar además de cómo calentar y a cocinar.

A pesar de los comentarios negativos, el microondas es un método de cocción y de calentamiento seguro. Sus puertas no permite que traspase las ondas, además de siempre está frió aun cuando está en uso. No es casualidad que este aparato es una de las pocas cosas que dejan manejar a los más pequeños de la casa. 

Para aprovechar al máximo el microondas hay que tener en cuenta estos simples consejos:

  • En el caso de los recipientes, envases o platos metálicos no se recomienda usarlos ya que impide a las ondas atravesar el fondo del microondas. Esto trae como consecuencia que aumente el tiempo de cocción de los alimentos y que los resultados no sean los esperados. Además de estar propenso a que se dañe por completo.
  • Al momento de introducir los alimentos estos deben estar cubiertos por una tapa. Esto se hace con la finalidad de que la humedad ayude con la cocción y así no se sequen por completo. Ponerle una cubierta, reduce las salpicaduras y evita ensuciar el microondas.
  • Cuando termine el tiempo de cocción, dejarlo reposar unos minutos. Así se detiene de forma gradual el calor que lo ha estado cocinando. Una forma de ayudar a que los alimentos no estallen es pincharlos antes de meterlo al microondas, así la piel se mantendrá suave y se libera la presión en el interior.

S.M

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram