Cómo quitarle el amargor a la berenjena

la berenjena

La berenjena desde el punto de vista botánico es una fruta que se encuentra en diversas formas, tamaños y colores. Es uno de los tantos ingredientes importantes en nuestra dieta diaria, que se puede comer ya sea en ensaladas, horneadas, asadas, al vapor, con pasta o como acompañamiento, entre otros.

Al comprarla, siempre trate de que esté firme. Por lo general, las que suelen ser más grandes pueden tener un gusto más amargo que las menos gruesas, un sabor nada agradable. Así que antes de utilizarlas para cocinar, siempre tenga presente eliminarles los jugos amargos que tienen.

El proceso es muy sencillo. Lo primero que debe hacer es cortar o trocear la berenjena, espolvorearla con abundante saldejarla reposar una media hora antes de aclararla, secarla y cocerla. Eso es todo, así de sencillo.  

Otra manera de reducir su amargor y evitar que su carne se ponga oscura es echándole un poco de jugo de limón.

Este alimento cuenta con vitaminas y minerales, aparte de ser un gran antioxidante. Lo mejor de todo es que es bajo en calorías y combina muy bien con otros ingredientes.

Preparar la berenjena

Berenjenas en cuadritos

Existen distintas maneras de preparar la berenjena. Por ejemplo, si usted desea hacerla al vapor, lo recomendable es cortarla en rebanadas que no sean muy finas y cocinarlas. Claro, mientras, las puede saltear con un poco de cebolla y ajo en aceite. Agregue la berenjena y retírela del fuego. También le pude dar sabor con una pizca de sal, albahaca y jugo de limón.

Otra opción puede ser asada. La corta en rebanadas no muy gruesas y las baña con un poco de aceite. Luego las pasa por la sartén. Puede colocarles queso mozzarella y hacer capas, como si fuese un pasticho, y lo lleva al horno unos cinco minutos. Le puede agregar un poco de pesto o perejil.

También le puede interesar: Cómo saber que el aguacate está realmente en su punto