Dos apetitosas maneras de utilizar la auyama

la auyama

La auyama o calabaza es una hortaliza de sabor dulce y versátil. Se puede asar al horno, cocer al vapor, machacar o reducir a puré, emplear en risotto y usar como ingrediente de una rica salsa.

Aparte, la auyama entera se conserva en un lugar fresco y oscuro aproximadamente mes y medio. Sin embargo, una vez que usted la corta se estropea con rapidez. Lo que puede hacer es despepitarla, envolverla en film transparente y refrigerarla.

Existen numerosas variedades, de distintas formas y clases, varias de ellas enormes, otras diminutas. Incluso, no sólo redondas y gordas, sino también alargadas, eso sí, al comprarla, asegúrese de que la auyama esté firme y pesada para su tamaño.

A continuación les ofrecemos dos opciones diferentes para utilizar este alimento, que seguramente no se le había pasado por la cabeza.

Empanaditas de auyama

Empanaditas de auyama
Foto vía: Ametller Origen

Si a usted le gusta lo exótico y experimentar con la comida, atrévase a preparar unas potentes empanaditas de auyama, con ese toque particular de los sabores de la India. Resulta un aperitivo poco común y no tan picante como cree. Teniendo los ingredientes a la mano, prepararlas es muy fácil. Si quiere ahorrar tiempo, puede hacerlas dos días antes. También las puede congelar.

Ingredientes (20 raciones)

  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 cebolla picada fina
  • 3 hojas de curry frescas o secas
  • 1 cucharada de semillas de mostaza marrón
  • 2 cucharadas de curry de Madras suave en polvo
  • ½ cucharadita de ají picante en polvo
  • ½ cucharadita de cúrcuma molida
  • 350 g de auyama cortada en dados
  • ½ taza de guisantes
  • ¾ de taza de caldo de pollo
  • 5 láminas de masa de hojaldre
  • 1 huevo poco batido

Preparación

  • Caliente el aceite en una sartén y sofría la cebolla 2 o 3 minutos a fuego medio. Añada las hojas de curry y las semillas de mostaza y fríalo todo 1 o 2 minutos, o hasta que las semillas empiecen a reventar. Agregue el curry, el ají en polvo y la cúrcuma y remuévalo todo 30 segundos para mezclarlo bien.
  • Incorpore la auyama a la sartén y remueva 1 o 2 minutos, o hasta que se mezcle con la semillas. Agregue los guisantes y el caldo y déjelo hervor todo a fuego lento entre 8 y 10 minutos, o hasta que la auyama quede tierna y se haya evaporado la mayor parte del líquido. Retire el preparado del fuego y déjelo enfriar.
  • Precaliente el horno a 220°C. Engrase dos bandejas de horno con aceite. Corte cada lámina de masa en discos de 10 cm y disponga 1 cucharada de la mezcla en el centro de cada uno de ellos. Pinte los bordes con huevo batido y pliegue el disco para encerrar el relleno. Selle los bordes con un tenedor.
  • Coloque las empanaditas en bandejas y píntelos con el huevo batido restante. Hornéelos de 25 a 30 minutos, o hasta que suban y doren.  

Bocados de queso

Bolitas de queso
Foto vía: Philadelphia.cl

Para una merienda, estos bocaditos le pueden ir como anillo al dedo. De hecho, si tiene invitados, seguro los sorprenderá.

Ingredientes (48 unidades)

  • 500 g de cheddar rallado
  • 250 g de puré de auyama frío
  • 40 g de harina
  • 1 diente de ajo majado
  • 2 cucharadas de cebollín o perejil picado
  • 2 claras de huevo
  • 250 g de almendras en láminas machacadas
  • Aceite para freír

Preparación

  • Mezcle el queso, la auyama, la harina, el ajo y el cebollín en un recipiente grande. Bata las claras de huevo a punto de nieve y añádalas al puré.
  • Forme bolas con cucharaditas de la mezcla. Páselas por las almendras, dispóngalas sobre bandejas de horno y refrigérelas 1 hora.
  • Caliente abundante aceite en una sartén honda de fondo pesado a 180°C, o hasta que un dado de pan se dore en 15 segundos. Fría las bolas por tandas hasta que se doren. Déjelas escurrir sobre papel de cocina.

También le puede interesar: 20 ingredientes fundamentales en la dieta mediterránea