Aceites aromatizados caseros para potenciar sabores

Aceites aromatizados caseros

Si de realzar el sabor de las comidas se trata, una buena alternativa son los aceites aromatizados, que además de ser muy convenientes, resultan fáciles de elaborar en casa. 

No importa si se trata de oliva, girasol, ajonjolí o soya. En pocas horas se convertirá en un excelente aceite aromatizado.

Eso sí, es importante que respete la fecha de caducidad, ya que se ponen rancios. Su conservación es fundamental. Deben estar protegidos de la luz solar directa y de la humedad. Así que debe guardarlos en recipientes apropiados, como frascos de vidrios, y en un lugar fresco y seco.

Con hierbas secas

Aceites aromatizados caseros

Este le va muy bien a ensaladas, pastas, pizza, marinadas para carne y pescado frito o asados a la parrilla.

Ingredientes

  • 2 ramas de tomillo
  • 2 ramas de romero
  • 500 ml de aceite
  • 2 ramas de lavanda

Preparación

Introduzca las hierbas en un frasco de cuello ancho y cúbralas con el aceite. Se conserva entre 2 y 3 semanas. Cuélelo antes de utilizarlo.

Con especias

Aceite aromatizados. De perilla

Este aceite le funciona bien para ensaladas de intenso sabor, platos exóticos, carnes fritas o asadas a la parrilla, pescados al horno y verduras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de granos de mostaza
  • 3-4 cápsulas de cardamomo
  • 1 cucharadita de granos de pimienta
  • 2-3 hojas de laurel
  • 1 rama de canela
  • 500 ml de aceite

Preparación

  • En una sartén, tueste ligeramente las semillas de cilantro, los granos de pimienta y cardamomo, el laurel y la canela. De esta manera desarrollarán su sabor. Introduzca todos los ingredientes en un recipiente y cúbralos con el aceite. Cuélelo antes de consumirlo.
  • Nota: las especias pueden emplearse también sin tostar.

De ajo

Ajos

Este es otro de los aceites aromatizados sencillos de preparar. Combina perfectamente con sopas calientes y picantes, ensaladas de lechuga y hortalizas, carnes, pescados y pasta.

Ingredientes

  • 1-2 ajos tiernos limpios
  • 3 dientes de ajo pelados
  • 500 ml de aceite

Preparación

  • Corte los ajos tiernos y parta los dientes de ajo por la mitad. Introduzca ambos en un recipiente y cúbralos con aceite. Guárdelo en un lugar fresco y oscuro. Este aceite se conserva unas 3 semanas.
  • Nota: los dientes de ajo puede volver a utilizarse picados o majados. Si no puede conseguir ajos tiernos, puede utilizar ajos de oso, flores de ajo asiáticas o cebollín. Ahora bien, en caso que use ajo corriente, aumente la cantidad a 5 o 6 dientes.

Con finas hierbas frescas

Esta propuesta le sirve para aliñar carnes blancas y pescados, ensaladas de pasta y de hortalizas cocidas.

Ingredientes

  • 1 rama de albahaca
  • 1 rama de menta
  • 500 ml de aceite
  • 1 rama de orégano

Preparación

  • Limpie las hierbas y séquelas con papel de cocina. Introdúzcalas en un recipiente y cúbralas con el aceite. Se conserva unas 3 semanas.
  • Nota: si lo desea, puede acompañar estas hierbas con ajos tiernos y granos de pimienta.

También le puede interesar: Del ajoporro se come todo