Newsletter

Síguenos

¿Cómo se vive el ramadán como cocinero?

Realizado el noveno mes del calendario islámico, el ramadán representa el periodo de máxima espiritualidad para los musulmanes. Una de sus principales características es el ayuno que deben llevar los creyentes por largas horas cada día… ¿Cómo se sobrelleva esto trabajando en la industria gastronómica?

En 2022, el ramadán comenzó el pasado primero de abril y se extenderá hasta el primer día de mayo. Durante este tiempo, todos los fieles deberán guardar ayuno, sin siquiera beber líquido, desde el alba hasta que el sol se oculte, según marca la tradición.

Para los no practicantes del islam, esto puede ser una tarea complicada. Además, si se le añade el hecho de estar rodeado de diferentes tipos de alimentos, cumplir con este ayuno puede ser aún más difícil.

Dos cocineros del local 3Fils (Dubái), el mejor de África del Norte y Medio Oriente según The 50 Best, conversaron con Fine Dining Lovers sobre lo que es vivir este mes especial para su religión dentro de un restaurante.

Los cocineros y su forma de vivir el ramadán

Cocinero Adil Faiz, chefs durante el ramadán
Para Adil Faiz es importante el apoyo del resto del equipo durante el ramadán / Foto: FineDiningLovers.com

Para Adil Faiz, todo es más tranquilo durante las horas de la mañana, cuando el restaurante aún no tiene gran cantidad de comensales. Sin embargo, comenta que el punto más álgido del día coincide justo con el iftar.

En la cultura musulmana, el iftar refiere a la comida que rompe el ayuno. Esta se disfruta luego de la puesta del sol y normalmente se hace en grupos y con preparaciones especiales, como algunas que puedes ver aquí.

Por otro lado, Faiz dice que para iniciar el día con energía busca aprovechar al máximo el suhoor. En este caso, refiere a la comida que se sirve antes del amanecer, muy importante para poder tener energía por varias horas.

Adil también habló sobre el reto que significa no poder probar los alimentos para verificar que están en su punto óptimo. “Llevo mucho tiempo trabajando en 3Fils , así que te acostumbras a la cantidad de especias o salsa que se necesita en cada plato, y sabes cómo se debe sentir un rollo de sushi. Todo está medido, por lo que podemos estar seguros de que el sabor se entregará como siempre. Si alguna vez lo necesitamos, podemos pedirles a nuestros chefs no musulmanes que lo prueben, especialmente porque es un plato nuevo”, comenta.

Cuando llega la hora de comer, el cocinero prefiere optar por lo ligero. “Una sopa y una fruta o una ensalada verde estarían bien, especialmente cuando volveré al trabajo después del iftar. Me encantan las sandías porque son ricas en agua y dulce, así que normalmente tomo esto para rehidratarme”, dice.

Mientras su compañero Hamid Ali destaca que la colaboración por parte del equipo es importante. Tanto con él como con Faiz, el apoyo siempre les permite tomar descansos y tener un tiempo libre para el iftar.

Cocineros durante el ramadán: Hamid Ali
Hamid Ali resalta la importancia de la comida y la hidratación antes de comenzar el ayuno durante estas fechas del islam / Foto: FineDiningLovers.com

Ali disfruta el suhoor con platos de arroz y pollo, normalmente. Lo que nunca falta es una buena hidratación, por lo que toma mucha agua. “No sería capaz de soportar el ayuno sin esa buena cantidad de alimentos y agua“, comparte.

Para él, esas horas sin comer ni beber no representan realmente un desafío. Asegura que son “años de preparación”, por lo que es completamente normal. A su vez, indica que pide a los miembros de la cocina que prueben los platos que elabora para saber que todo está bien.

Durante el iftar, también va por opciones suaves, comúnmente dátiles y agua, suficiente para continuar con el trabajo. Asimismo dice que, una vez acabado el ramadán, no retoma de forma inmediata su alimentación normal, sino que va regresando a ella poco a poco.

También le puede interesar: El cuscús, un plato básico, sencillo y sabroso del Magreb

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram