Como vino y aceite: tan diferentes como similares

Aceite y Vino / Javier Campo
El sumiller Javier Campo resalta las similitudes entre los dos insumos, apreciados en la dieta mediterránea

Vino y aceite de oliva son, en esencia, dos insumos totalmente diferentes. Sin embargo, el sumiller español Javier Campo se encargó de destacar los puntos en común de ambos productos, sumamente apreciados en todo el mundo.

“Los hermanos gemelos se parecen en muchas cosas. Los hermanos mellizos, en algo menos pero también. Y el vino y el aceite son como esos hermanos que difieren tanto y a la vez, son tan parecidos en muchas cosas”, cita campos.

En primer lugar, el sumiller destaca los orígenes mediterráneos; la antigüedad con que se consumen y se utilizan; y la importancia cultural y gastronómica de los derivados de la vid y la oliva respectivamente. “De hecho, existen muchas coincidencias en regiones en las que vinos y aceites comparten geografía, incluso en algunos casos, sede, de Consejos Reguladores, de las Denominaciones de Origen o de las Indicaciones Geográficas Protegidas”, explica.

Copa negra según Javier Campos
Pese a ser totalmente diferentes, Campo considera que son similares en historia, origen y tradición / Foto vía: SoplosViajeros.com

Otra de las similitudes está en que ambos casos requieren que la materia prima debe estar en su punto óptimo al momento de su recolección. “Tanto las uvas como las aceitunas precisan de una madurez como fruto que debe ser la idónea para recolectarse y elaborar, según los métodos de sus hacedores y sus recursos y, tanto en el vino como en el aceite”, dice Javier Campos. Por otro lado, añade que en ambos procesos es posible combinar variedades para obtener resultados distintivos y únicos.

El ibérico agrega que, desde hace años, es común ver como algunas bodegas no solo se dedican a producir vinos, sino también a trabajar la oliva. De esta manera, comercializan ambos preparados bajo el amparo de una misma marca y, además, hace más atractivas las visitas de los viajeros ante el incremento del enoturismo.

Para Campos, la influencia del tiempo es uno de los factores que más diferencia causa entre vino y aceite. Por el lado de la bebida, en algunos casos el pasar de los años mejora sus propiedades. Mientras, lo recomendable es siempre disfrutar del aceite en el menor tiempo posible.

El maridaje perfecto entre vino y aceite

Cómo hacer Aceite de Carbón
Vino y aceite pueden generar una gran alianza gastronómica

En su texto, el especialista aborda un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry:

“Al parecer, la reacción química que se produce cuando los taninos del vino interactúan con las gotas de aceite, reducen su capacidad para unirse a las proteínas de la saliva y causar la sensación de astringencia. Algo así, como que el aceite “encapsula” a los taninos evitando que produzcan sensación áspera en la lengua”, explica

También le puede interesar: En la Patagonia, Wapisa apuesta por los vinos submarinos

Con información de JavierCampos