Vidrio o plástico, ¿cuál es más saludable?

plástico

Los envases para trasladar y almacenar alimentos son indispensables en una cocina. Comúnmente, después de cada comida, suele haber sobras de todo tipo que, como costumbre, se guardan y aprovechan tiempo después. Por lo general, las personas tienen un estante en casa dedicado únicamente a este tipo de recipientes. Entre ellos, hay distintas formas, marcas, tamaños y materiales. La mayoría suele ser de plástico y otros de vidrio. Pero ¿alguna vez se ha preguntado cuál de estos es el más conveniente para guardar y trasladar alimentos?

Usualmente, para mermeladas y encurtidos se utilizan frascos de vidrio, y para guardar un arroz sobrante o una ensalada se emplean los de plástico. ¿Hay realmente alguna regla para determinar en qué momento usar cada uno? Sí.

Vidrio, la opción principal

Como regla general es recomendable utilizar únicamente envases de vidrio, aunque haya ciertas condiciones en las que el plástico lleve la delantera. Es este material resistente el que cumple con los requisitos necesarios para almacenar alimentos de forma segura y saludable.

plástico

La verdad es que la primera razón por la que el vidrio debería ser el elemento número uno para todo cocinero es por el reciclaje. Los frascos de este material son, por amplia ventaja, más reutilizables que los de plástico. Podrá recordar que estos últimos, con el tiempo, pueden llegar a desgastarse quedando malformados, manchados y, en ocasiones, con olores indeseados casi imposibles de retirar. En cambio, los de vidrio, a pesar de que corren el riesgo de quebrarse, suelen ser mucho más duraderos y no sufren estos problemas. Además, son ampliamente resistentes al calor.

Toxinas a la vista

El vidrio es considerado un material inerte, por lo que no contamina el medio ambiente. No puede ser perforado por objetos cortantes y se adapta muy bien a los cambios de temperatura. Todo lo contrario del plástico, que contiene elementos tóxicos, como plomo o cloro; además, puede dañarse con cuchillos o tijeras, y libera sustancias cancerígenas conocidas como dioxígenas.

Es bien sabido que al calentar los envases de plásticos en el microondas pueden transmitir estas toxinas a la comida. A pesar de que han inventado nuevos materiales derivados del plástico con menos agentes nocivos, no han logrado erradicarlos del todo y sigue siendo el vidrio una mejor opción. Este, por el contrario, no desprende ningún tipo de componente perjudicial al exponerse a frío o calor.

plástico

Así que, aunque la tendencia para alimentos de larga duración, como mermeladas, cuyo contenido en azúcar conserva muy bien los alimentos, o encurtidos, que al estar en conserva se retarda notoriamente la composición, sea guardarlos en vidrio, este debería usarse siempre para todo lo que se almacene en el refrigerador. Desde sobras de pasta, carnes y vegetales, hasta sopas, jugos y cualquier otro alimento.

Además, otro de los puntos a favor del vidrio es que estéticamente es más atractivo. Si quiere sacar un resto de comida a la mesa para servirlo de una vez y no ensuciar de más, este se verá más agradable. Del mismo modo, al ser transparente, permite que se aprecie mejor el contenido.

plástico

¿Y entonces cuándo se debería usar plástico?

Para nadie es un secreto que a pesar de estas recomendaciones, los envases de plástico predominan en las cocinas. Esto, precisamente, por la desventaja de que ante un mal movimiento, el vidrio puede quebrarse y ocasionar accidentes. Los renglones en los que el plástico sale ganando son los de transporte.

El llevar almuerzos y comidas a la oficina, universidad, escuela o cualquier lugar es mucho más cómodo en recipientes de plástico. Pesa mucho menos y si recibe golpes durante el camino, no se verá afectado.

plástico

Para los niños también es mucho más seguro y confiable. Por naturaleza, los pequeños de la casa suelen ser un poco más propensos a quebrar un envase de vidrio. Por ello, el plástico debe ser el material de todos sus utensilios.

Cada uno con sus pros y sus contras. Pero, siendo la salud lo primero, será mejor que empiece a considerar el vidrio como su alternativa número uno.

También le puede interesar: La comida del Año Nuevo Chino: un festín de prosperidad