Vegetales ideales para cocinar, acompañar y combinar

Vegetales

Los vegetales del llamado grupo B, algunos de ellos, auyama, cebolla, palmito, remolacha y zanahorias, poseen un valor calórico si los comparamos con otros. Sin embargo, este termina siendo bajo, en el sentido de que pueden estar presentes en dietas hipocalóricas.

Debido a la variedad de colores y texturas que presentan, aparte de ser adecuados para cocinarse, también al combinarse, no sólo realzan el sabor de los platos, sino también su valor nutricional.

alcachofas

Por ejemplo, la alcachofa es uno de esos vegetales que se puede consumir frío, tibio o caliente. Su centro blando y sabroso, es apto para diversas recetas. Porque sí, la alcachofa es rica en minerales, vitaminas, hierro, fósforo y potasio. La planta cerrada y compacta indica que está fresca.

Auyama

La auyama, por su aporte en beta carotenos, vitaminas y minerales, al igual que la zanahoria, es una aliada importante para lograr una alimentación completa. En cualquiera de sus variedades, en estado óptimo debe presentar una superficie lisa y firme, sin manchas.

Cebolla para limpiar la parrilla

Uno de los vegetales más completos en sustancias nutritivas es la cebolla. Su aporte de sabor es básico en una amplia de gama de preparados. Si nos ponemos a pensar por un instante, este alimento es la base de muchísimas salsas, y es el ingrediente infaltable en la cocina. Aparte, equilibra la flora intestinal y es fuente de calcio, fósforo, yodo y silicio.

Ajoporro

No podemos dejar de recordar el ajoporroplanta de gran riqueza nutritiva, que aporta vitaminas y azufre.

Guisantes

Los guisantes también son valiosos, ya que resultan completos en cuanto a sus valores nutritivos y son muy fáciles de integrar a distintos platos. También contienen minerales, vitaminas, y fósforo, siendo excelentes por su aporte proteico.

No pueden faltar

Remolacha

La remolacha no puede faltar en su despensa. Ya sea cruda o cocida, es importante por ser fuente de hierro y minerales. Es la verdura con el más alto contenido de manganeso, sustancia que regula las funciones glandulares. Al comprarla, evalúe su firmeza y color uniforme.

Zanahorias

Y bueno, la que podría ser considerada “un milagro vegetal” es sin duda la zanahoria. Tiene amplias virtudes alimenticias y curativas. Se puede consumir cruda o cocida, conservando en esta última todos sus nutrientes. Contiene calcio, sodio, potasio y magnesio, pero lo más importante es su altísimo valor en vitamina A.

Vegetales rendidores

Hay vegetales que forman parte del grupo C, que aportan componentes saludables y son rendidores. Son alimentos que contienen hidratos de carbono más complejos que los del grupo B y mayor contenido calórico.

batata

Por ejemplo, la batata tiene un agradable sabor dulce que lo convierte en un detalle exótico en muchas recetas. Sus propiedades y valor alimenticio son similares a los de la papa.

maíz

También está el maíz dulce, que se obtiene de la planta de maíz, en un grado de maduración inferior. De suave sabor, es apto para conseguir en sopas, ensaladas, rellenos, etcétera. Aporta aceites vegetales, hierro y minerales. Eso sí, al elegirlo, abrir sus hojas y observar que no aparezcan manchas oscuras o hundimientos. Además del brillo de sus granos, que nos indica sus frescura.

La papa, “reina de la cocina”

las papas

La papa no sólo es una de las verduras de raíz más utilizadas, sino más económicas y preferidas por todos. En cualquiera de sus tipos, la papa, es sin duda alguna, “la reina de la cocina”.

Contiene vitamina C, que incrementa la absorción de calcio de otros elementos, y en menor escala, vitaminas A y B. Además de hidratos de carbono en forma de almidón. Siempre se aconseja cocinarla con su piel, previamente lavada y cepillada, para aprovechar todo su potencial nutritivo.

Las que son aptas para su consumo son aquella sin perforaciones oscuras y de cuerpo firme. Para conservar al máximo sus propiedades, almacénelas el menor tiempo posible en lugares frescos y secos, lejos de la luz.

A la hora de cocinarlas, no debe ponerlas en remojo ni hervirlas durante mucho tiempo o con demasiada agua.

También le puede interesar: Siete frutas que son fuente de vitamina C