Tres canapés para lucirse y quedar bien

Canapés

Los canapés siempre serán fundamentales en una fiesta o reunión, por más que haya pocos invitados. Nunca lo dejarán mal. En sus orígenes eran pequeñas rebanadas de pan tostado o sin tostar, untadas con una mezcla salada y servidas como aperitivo.

El término canapé procede del francés y tiene un significado cuando menos bastante curioso: “sofá”, dando la idea de que los alimentos se asientan sobre las rebanadas de pan como si de sillones se tratara.

Estos pasapalos han evolucionado mucho desde entonces, al igual que el pan. Hoy en día se sirven montaditos, blinis y tartaletas, entre otros, con infinidad de coberturas.

Eso sí, tenga siempre presente que los canapés perfectos debe ser un exquisito bocado, o dos a lo sumo, que no requiere plato ni tenedor, permitiendo así a sus invitados entremezclarse al tiempo que elogian sus preparaciones. A continuación tres canapés.

Canapés: miniquiches Lorraine

Canapés

Esta receta, para 24 unidades, le llevará 20 minutos de preparación más otros 25 de cocción.

Ingredientes

  • 3 láminas de pasta quebrada descongeladas
  • 60 g de queso gruyer rallado
  • 30 g de mantequilla
  • 2 lonjas de tocineta picadas fina
  • 1 cebolla picada fina
  • 2 huevos
  • ¾ taza (185 ml) de crema leche
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida
  • Pimienta negra recién molida
  • Cebollín fresco cortado en tiras cortas para decorar

Preparación

  • Engrase dos moldes para 12 tartaletas. Precaliente el horno a 190°C. Corte círculos con un cortapastas liso de 8 cm y dispónganlos en los moldes. Reparta el queso de manera uniforme entre las bases de masa. Tápelas y refrigérelas mientras prepara el relleno.
  • Caliente la mantequilla en una sartén pequeña y sofría la tocineta y la cebolla durante 2 o 3 minutos o hasta que estén tiernos. Escurra la mezcla sobre el papel de cocina y, una vez fría, repártala entre las bases. Bata los huevos en un cuenco con la crema de leche, la nuez moscada y la pimienta negra. Vierta el preparado sobre la mezcla de tocineta.
  • Adorne cada quiche con 2 o 3 tiras de cebollín. Hornéelas 20 minutos o hasta que de doren y cuajen. Sírvalas calientes o templadas.
  • Dato: puede hornear las quiches con 2 días de antelación y guárdelas en un recipiente hermético en el congelador. Congeladas en capas individuales se conservan hasta 2 meses. Recaliéntelas en el horno a 180°C.

Bocaditos de salmón y pepino

Esta receta le llevará 20 minutos. Le da para 40 unidades

Ingredientes

  • 250 g de queso de untar o neufchâtel
  • 210 g de salmón rojo o rosado de lata escurrido
  • 1 cucharada de crema de leche agria
  • 1 cucharada de mayonesa
  • 2 cucharadas de tomillo limonero fresco picado
  • 1 o 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado fino
  • 4 pepinos cortados en rodajas gruesas
  • 1 cucharada de cebollín fresco picado fino
  • Ramitas de eneldo fresco o ajíes rojos en juliana para decorar
  • Pizca de sal y pimienta

Preparación

  • Bata el queso de untar en un cuenco con una batidora hasta que quede suave y cremoso. Añada el salmón, la crema de leche agria, la mayonesa, el jugo de limón, el cilantro, el cebollín, el tomillo, la sal y la pimienta. Mezcle bien 1 minuto.
  • Reparta a cucharaditas la mezcla de queso entre las rodajas de pepino y decórelas.
  • Nota: con antelación, puede preparar la mezcla de salmón un día antes y refrigerarla en un recipiente hermético. Corte los pepinos en rodajas y adórnelos justo antes de servirlos.
  • Si así lo prefiere, puede hacer la mezcla sin el salmón y utilizarlo para coronar los bocaditos.

Tartaletas “coctel”

Canapés

Esta receta de canapés le rinde para unas 30 unidades.

Ingredientes

  • 1 ½ tazas (185 g) de harina
  • 100 g de mantequilla fría picada
  • 30 g de parmesano rallado
  • 1 huevo batido

Rellenos

  • Pesto, tomate secado al sol, aceitunas negras, huevos de codorniz duros, perejil fresco, queso de untar, salmón ahumado desmenuzado, cebollín, pepino, y cualquier otro ingrediente que usted considere oportuno agregar.

Preparación

  • Tamice la harina y ¼ de cucharadita de sal en un cuenco grande. Agregue la mantequilla y trabájelo todo con los dedos hasta que adquiera la textura de migas de pan. Añada el parmesano y forme un hueco en el centro. Vierta el huevo y un poco de agua y mezcle la masa con un cuchillo como si la cortara hasta que forme grumos. Ligue la masa y pásela a una superficie enharinada. Amásela para formar una bola. Envuélvala en film transparente y refrigérela 30 minutos
  • Precaliente el horno a 210°C. Engrase dos moldes para 12 tartaletas. Extienda la Masa hasta que tenga un grosor muy fino y córtela en 30 discos con un cortapastas de 8 cm. Dispóngalos en los moldes y pinche la superficie. Hornéelos 8 o 9 minutos, hasta que se doren. Desmóldelos cuando estén fríos. Repita la operación con el resto de la masa.

También le puede interesar: Bruschettas, un entrante suculento, variado y sencillo