Newsletter

Síguenos

Ciudad, arte y café en tazas que se hacen memoria y caraqueñidad

La Catedral, el Poliedro, la Torre La Previsora, La Esfera de Soto, el Teatro Teresa Carreño, el Hotel Humboldt, las Torres de Parque Central, la Plaza Francia, la Torre del Reloj de la UCV, la Mezquita de Caracas y la antigua Torre Capriles, once íconos arquitectónicos y artísticos de la ciudad, fusionados en imágenes con objetos que remiten a esa otra cultura tan caraqueña, tan venezolana: el buen café. Once estampas plasmadas sobre un conjunto de tazas que persiguen ser, por partida doble, pertenencia y celebración.

El café es el horizonte

Tazas Aroma di Caffé

No es gratuita, pues, la fecha (25 de julio) que Francis Nanco escogió para lanzar esta colección que ha bautizado Aromas de Caracas. Con ella festeja, por un lado, los cinco años de Aroma di Caffé, un rincón que instaló en el centro de la capital, tanto para disfrutar la bebida como para ayudar a conocerla más a fondo. Allí, en medio del populoso Metrocenter, un grupo de muchachos se esmera por servir tazas de impecable factura, mientras el visitante se entera de métodos y formas que van más allá de la máquina tradicional: del espresso al café turco, del capuccino a la prensa francesa, sin olvidar que allí el guayoyo puede solicitarse, incluso, colado en manga. “Preparado al gusto del cliente”. La barra, por cierto, puede ser trasladada a eventos particulares.

Tazas Aroma di Caffé
La esfera de Jesús Soto se desprende del portafiltro de la tradicional máquina de espresso.

Por el otro, es la manera que Nanco ha encontrado para hacerle un regalo a Caracas, su ciudad, que este día cumple 451 años. Porque él, descendiente de familia italiana, es, como asegura, “más venezolano que el guayoyo”.  Así que para llevar a cabo el proyecto juntó sus propósitos con los de una mente despierta: el artista Misael Carpio, joven egresado en artes visuales de la escuela Armando Reverón, amante confeso de la bebida oscura y las ideas claras.

La greca, puntual como la torre La Previsora en sabana Grande.

“El reto era crear una obra particular (vinculada al café) que, además, identificara los íconos y los símbolos de Caracas, que son referencia, cultura, obras silentes que se han mantenido batallando contra el tiempo. Testigos de todo lo que hemos vivido durante tantos años”, dice Carpio. En otras palabras, que son pertenencia, arraigo. Como el negrito, con leche o marrón.

Tazad Aroma di Caffé
El reloj de la Universidad Central de Venezuela se hace molinillo en permanente movimiento.

He aquí, entonces, un horizonte caraqueño especial: 11 tazas de colección, de edición limitada –solo mil por estampa-, que se venderán con certificado de autenticidad. Las imágenes se extenderán, igualmente, a bolsos, pinturas y otros objetos. Pueden adquirirse en el local de Aroma di Caffé –CC Metrocenter, en Capitolio- o en su sede itinerante en el Mercado a cielo abierto de Los Palos Grandes, entre Parque Cristal y la Torre Movistar, los sábados de 7:00 a.m. a 12:30 p.m. Asimismo, a través de su página web: www.aromadicaffe.com. Para seguirles en sus redes: @aromadicaffe.

El Obelisco de Altamira es el corazón de una prensa francesa

Taza Aroma di Caffé
Imagen concebida por el artista Misael Carpio.

A la antigua torre Capriles el artista Misael Carpio le ha regalado una nueva taza

Taza Aroma di Caffé
Imagen concebida por el artista Misael Carpio.

El Hotel Humboldt se cuela en una hermosa cafetera de sifón

Taza Aroma di Caffé
Imagen concebida por el artista Misael Carpio.

Misael Carpio (@misaelmisarte) concibió las imágenes de Aromas de Caracas

Taza Aroma di Caffé

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram