Newsletter

Síguenos

Stroganina, el manjar de Siberia

En la zona más oriental y nórdica de Rusia su ubica la enorme y fría región de Siberia. Allí, una preparación se roba los corazones y los paladares de los locales: la stroganina, una especie de sashimi al estilo ruso.

Se trata de una de las comidas más esenciales dentro de la gastronomía de la región. Goza de gran popularidad entre los pueblos originarios de la zona, pues ha sido una de los alimentos más relevantes por adaptarse a las inclementes condiciones climáticas de la zona ártica.

El sashimi o carpaccio de Siberia

Stroganina rusa
Foto vía: Sergey Ponomarev / The New York Times

Según explica el periodista culinario Anton Troianovski del diario The New York Times, “se trata de pescado o carne crudos y congelados, y cortados en finas rebanadas con un cuchillo filoso para que la hoja separe la carne”.

Su versión más tradicional es la elaborada con peces, normalmente de río. Sin embargo, se admiten todo tipo de pescados, siendo el esturión uno de los principales. Asimismo, también se puede preparar, aunque es menos común, con carnes rojas como la de reno, muy consumida en zonas de Siberia.

La fría stroganina

Stroganina de Siberia
Foto vía: Sergey Ponomarev / The New York Times

Troianovski aclara que es sumamente importante consumir la stroganina mientras aún sigue congelada, pues asegura que esto es clave para disfrutar de todo su potencial. “Debes comerla antes de que se descongele para obtener el mejor sabor y textura. Se mastica poco a poco mientras se derrite en tu boca”, escribe. Para acompañar, un clásico vodka es más que suficiente.

“La textura del pescado congelado en la lengua es parecida a la de un sorbete ligero, el reno crudo congelado es como un helado suntuoso de crema. En ambos casos, el sabor de la carne te llega mientras se descongela”, expone para el diario neoyorquino.

Estos finos cortes, que muchos comparan con el sashimi japonés o incluso con el carpaccio, se suelen sazonar con sal, pimienta o hasta con salsas, todo justo antes de degustarse. Usualmente, el pescado o la carne se corta usando un cuchillo artesanal conocido como yakut, el cual se considera el más apropiado para esta tarea.

Otro aspecto relevante en la preparación de las stroganina es la temperatura del ambiente. Según los locales, el punto ideal es -28 grados Celsius, temperatura que congela de inmediato cualquier corte.

Las diferentes culturas y pueblos indígenas de la extensa región rusa disfrutan de este plato en todo momento. En cualquier pueblo o ciudad se podrá encontrar. Sin embargo, lo que se considera un manjar en estas tierras, es muy raro en urbes más importantes como Moscú o San Petersburgo.

También le puede interesar: Conociendo la rica gastronomía de Aragón

Con información de TasteAtlas y NewYorkTimes

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram