Quiche Lorraine, delicia del siglo XVI

Lorena es una región francesa que los gastrónomos conocedores relacionan inmediatamente con algunos productos emblemáticos. Crema de leche, mantequilla, huevos, carne de cerdo, pasteles, mermeladas, frutas y aguardientes de frutas son algunos de ellos. Pero la que sobresale es la quiche Lorraine, un pastel que se ha erigido como su especialidad más conocida e imitada.

Se dice que en el siglo XVI, en la ciudad de Nancy, esta delicia salada fue creada por un pastelero. Según algunos antecedentes históricos, al comienzo se preparaba con masa normal, pero cuando se empleó la masa quebrada, el plato alcanzó más refinamiento.

Para preparar este pastel es tradición utilizar un molde para tortas de 18 cm de diámetro cubierto con la masa. Encima se coloca el relleno, que consiste en una mezcla de crema de leche y huevos, adornada con dados de tocineta ahumada.

Ese último ingrediente es otra especialidad de esa provincia. De hecho, debe su calidad a siglos de experiencia. En Lorena, ya desde la Edad Media, se extraía sal de las salinas. Ese lujoso y lucrativo producto se utilizaba también para conservar la carne de cerdo, que es la favorita de los loreneses. Se utiliza también para la tocineta, el jamón y varias salchichas.

Ahora bien, una vez que la quiche Lorraine conquistó muchas regiones de Francia, fue cuando a la receta se le incorporó el queso rallado. Es decir, la versión original confiaba realmente en la calidad de tres productos fundamentales de esa región: huevos, mantequilla y tocineta ahumada.

Cómo hacer la quiche Lorraine

quiche lorraine

Ingredientes (2-4 personas)

  • 150 g harina de trigo
  • 3 huevos
  • 75 g de mantequilla
  • 150 g de tocineta ahumada
  • Queso madurado rallado (al gusto)
  • 125 g de crema de leche líquida
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

  • Coloque la harina en una fuente y forme un hueco en el medio. Añada una pizca de sal, un huevo y la mantequilla cortada en pequeños trozos. Amase la mezcla y forme una bola. Aplástela y vuelva a formar una bola con ella. Envuélvala en film transparente y déjela reposar dos horas en la nevera.
  • Extiéndela con el rodillo hasta que tenga un grosor de 3 mm. Untar un molde de 18 cm de diámetro con mantequilla. Coloque la masa encima y corte lo que sobre. Pínchela varias veces con un tenedor.
  • Precaliente el horno a 220°C.
  • Retire la corteza y los cartílagos de la tocineta. Córtela en dados y dórelos ligeramente en la sartén.
  • Bata los huevos restantes. Mézclelos con la crema de leche líquida y condimente la masa con nuez moscada, pimienta y muy poca sal.
  • Añada los dados de tocineta a la masa, si lo prefiere con el queso rallado, y riéguelo con la mezcla de crema de leche y huevo. Métalo al horno durante unos 25 minutos.
  • Sirva caliente.

También le puede interesar: Los mariscos, apreciables “tesoros” marinos