Cómo preparar un buen praliné de almendras

praliné
El praliné nació en el siglo XVIII y su nombre se debe al duque de Choiseul (1719-1785): mariscal de campo francés y Conde de Plessis-Praslin. Su cocinero principal fue el primero en combinar azúcar líquido con trozos de almendra, quien por accidente derramó caramelo sobre unas almendras molidas. Una vez enfriada la mezcla, la partió a trozos y la trituró, dando como resultado este dulce.
El descubrimiento fue aceptado como ingrediente para dulces y postres. Tiempo más tarde, se empezó a conocer en otros países de Europa, como Bélgica, Suiza e Italia.

Una vez que cuentes con estos ingredientes podremos comenzar con la preparación de praliné de almendras siguiendo las siguientes instrucciones:

Ingredientes
200 gr de azúcar
100 gr de almendras crudas peladas tostadas
Preparación
Colocar en una cacerolita de fondo grueso el azúcar hasta que se derrita y tome color caramelo claro. Hay que vigilar para evitar que se queme.
Cuando está dorada, agregarle las almendras troceadas, y remover rápidamente para que se integre bien con el caramelo.
Engrasar ligeramente una placa de metal (de preferencia use un poquito de mantequilla) y vaciar el praliné, extender para que se enfríe, luego se pica o tritura y se le da el uso que de deseamos.
Tip: Los trozos de praliné cubiertos de chocolate son espectaculares.