Posible escasez de tequila en el futuro

Tequila

Es un trago icónico de la cultura mexicana. Su fuerte y distintivo sabor lo han llevado a ganarse un lugar en los corazones y paladares de los más atrevidos. El tequila es de las bebidas que goza de mayor popularidad en el mundo; sin embargo, esta fama ha traído consecuencias en su producción, razón por la cual se especula con una posible reducción de su existencia en tiempos venideros.

Limón, sal… ¿y el tequila?

agave

La venta del destilado no ha hecho otra cosa que aumentar en años recientes y, contrario a lo que pudiera pensarse, esto puede traer consecuencias negativas. La problemática se centra en su materia prima: el agave. La alta demanda de la planta, por la industria tequilera y otras áreas de producción, han mermado su cantidad. A esto se suman los robos por la delincuencia organizada.

Además, el precio del agave se ha sextuplicado en los últimos dos años, situación que genera preocupación tanto en pequeños como en grandes empresarios. Según el Consejo Regulador del Tequila, en 2017 las exportaciones crecieron 7,2%, un total de 213 millones de litros.

La alta demanda de la bebida ha obligado a los productores de agave a sobreexplotar sus plantaciones y a no esperar el período de maduración. Además, su elevado precio ha llevado a que sea un objetivo muy preciado por las mafias mexicanas. Se estima que en 2017 fueron robadas 15.000 plantas de agave, más del triple que en 2016.

Con la vista puesta en el futuro

Tequila

“Es un cultivo complicado, no es como el maíz, que siembras y está listo dentro de seis meses. Tienes que esperar siete años y eso crea cierta incertidumbre. Si el tequila crece más de lo esperado, sin importar la plantación, con el tiempo será más caro», explicó Ramón González, director general del Consejo Regulador.

Jacobo Cabrera, presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco, también habló al respecto. En sus palabras, las reservas aún dan para mantener la elaboración hasta el año 2024. Sin embargo, los productores deben lidiar con el tiempo de cosecha del agave, que va de seis a siete años: “Estamos trabajando para regular las plantaciones con una visión a largo plazo”.

Las autoridades aseguran que el tequila no corre peligro, pero la situación ha puesto en alerta a los relacionados con el negocio de la bebida. Se espera que se tomen las medidas necesarias para proteger las plantaciones, regular los precios y seguir disfrutando de cada trago.

También le puede interesar:  ¿Las personas podrían vivir sin chocolate?