Patilla con vodka para disfrutar la noches

Patilla con vodka
Foto vía: 123rf.com

Siempre es grato darle un toque distinto a las fiestas. Buscar formas atractivas y divertidas de sorprender a los invitados y pasar una noche agradable. Estas fórmulas de patilla con vodka pueden ser una gran opción para gozar del refrescante sabor de la fruta.

Poner en marcha la creatividad

Al corcho

limonada borracha

Para esto solamente se necesita una patilla pequeña, 400 mililitros de vodka y un embudo. La idea es realizar, con la ayuda de un cuchillo largo, un corte circular pequeño y profundo en la corteza de la fruta. Posteriormente, se retira ese “corcho”, se reserva y se vierte el alcohol en el interior. Para esto, lo mejor es utilizar un embudo que facilite la entrada del líquido. Es importante tomar en cuenta que este proceso debe hacerse poco a poco e incluso puede llevar un par de horas. Esto porque se debe esperar a que la patilla vaya absorbiendo progresivamente el líquido.

Una vez vaciada la botella, se deja reposar por un rato la fruta. Luego se coloca nuevamente «el corcho» y se lleva al refrigerador por un día entero. Pasado ese tiempo, está lista para comer.

El trago en el fruto

Otra manera interesante de usar la jugosa fruta es utilizarla como recipiente. Para esta versión, bastante sencilla, solo se requiere una patilla pequeña. Esta se corta por la mitad y se extrae parte de la pulpa con la ayuda de una cuchara. Únicamente se debe dejar un pequeña capa en la corteza. Esta se llena con vodka y sirve de envase para beber el trago.

Una inyección de sabor

Por último, pero no menos original, se puede recurrir a una versión de la primera opción. Para esto, es necesario tener una jeringa esterilizada de aguja larga. La idea es extraer el líquido que posee la patilla y comenzar a inyectar el vodka en diferentes puntos del fruto. Una vez terminado el proceso, dejarla reposar por un día, picarla y servirla.

También le puede interesar: Consejos para animarse a hacer cocteles en casa