Newsletter

Síguenos

Pastas largas, cintas y tubos, aprendamos a diferenciarlas

La cocina italiana es la suma de las tradiciones gastronómicas de las regiones que, durante siglos de historia independiente, fueron moldeando sus propias costumbres y especialidades culinarias. Así, aunque las pastas y las pizzas son los platos más reconocidos, la gastronomía de Italia ofrece una gran variedad de aromas y sabores.

Actualmente, existen muchísimos tipos, que responden a las necesidades culinarias y a los gustos de cada región. La longitud, la forma y el grosor no son resultado del azar, sino que se ajustan a diferentes estilos y a una salsa determinada.

En cuanto a las pastas largas, en forma de cintas y tubos, hay distintas variedades. Los spaghetti son la variedad más popular del mundo. Nacieron en Nápoles, pero adquirieron su consistencia  actual en el norte. Se sirven con todo tipo de salsas.

Pasta tagliolini
La tagliolini tiene forma de cinta / Foto: PorItalianDelights

Los spaghettini se consideran los antepasados de los spaghetti comunes. Por su delgadez, es recomendable acompañarlos con salsas ligeras, con especias o picantes. Los zite o ziti tienen un diámetro aproximado de un centímetro y tienen un agujero en su interior. Se pueden encontrar variedades de diferentes longitudes.

Tagliolini es un tipo de pasta que tiene la forma de una cinta de unos cinco milímetros de anchura. Puede elaborarse fresca o adquirirla seca. Linguine, reciben su nombre (lengua en español) por su forma plana. En Italia, sólo se consumen en algunas regiones. También se conocen como linguettine o bavettine.

También están los bucatini, que son huecos y tienen aproximadamente 2,5 milímetros de diámetro. Percciatelli y foratini son otros de sus nombres. Cabello de ángel, también llamados capellini, son fideos largos y muy finos que sirven, habitualmente, para acompañar las sopas.

Otras pastas

Pasta rigatoni
La rigatoni son tubos grandes y cortos / Foto: 123rf

Los pappardelle, conocidos como papparelle, tienen una anchura de dos centímetros, por esta razón en Bolonia se los conoce como larghissime, cuya traducción es anchísimo.

Malfaldine es otra de las pastas largas. Es una delgada cinta en forma rectangular de unos 10 milímetros de anchura. Sus bordes están ligeramente rizados. También se conoce como frese o tagliatelle nervate.

Fettuccine, otra forma popular de denominar a estas cintas, más anchas que los tagliolini, es trenette. Los tagliatelle, originarios de la ciudad de Bolonia, son aún más anchos que los fetuccine, que suelen tener ocho milímetros de anchura.

Pappardelle es una de las variedades de pastas
La pappardelle / Foto: Hola

Está garganelli, proveniente de Emilia-Romaña, que es el único tubo que se hace tradicionalmente a mano. Su masa está enriquecida con huevo. Los elicoidalli son de tamaño medio y con la superficie rizada. Son muy parecidos a los rigatoni, pero más estrechos y largos.

Precisamente, los rigatoni son unos tubos grandes y cortos, con la superficie rizada. Por su forma y consistencia admiten salsas de sabores fuertes. Los penne o “plumas” reciben el nombre de su corte transversal. Son, probablemente, los tubos más consumidos.

Los pennoni rigati. El gran tamaño y la superficie estriada de estos tubos le permiten combinarse con salsas consistentes. Por su parte, los chiferri rigati, su forma doblada inspiró su nombre, ya que en italiano chifferi significa codo. También se llaman gomitti.

También le puede interesar: Tres salsas con impronta italiana

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram