Newsletter

Síguenos

Sabores del sur: la herencia panadera de El Callao

El Callao es un pueblo minero, al sur de Venezuela, que se destaca por ser un lugar de pobladores descendientes de las islas antillanas. De sus costumbres no sólo resaltan sus conocidos festejos de Carnaval, sino también algunos platos típicos de la cocina de esas regiones. Entre sus sabores principales destacan el tamarindo, el limón, el jengibre, la leche, el aceite de coco, el pimiento, el cilantro y el masalá, que es una mezcla de especias procedente de India, que llegó hasta este lugar desde Trinidad y Tobago.

Sus panes no se quedan atrás. Los productos elaborados con harina y azúcar son muy especiales también. Es así como la panadería de El Callao es emblemática, inolvidable, llena de sentido, tradición y sabor. Y quizás, aunque no todos los panes son originarios de nuestro país, los hemos adoptado como propios debido a su sabor y a las laboriosas manos de los lugareños que mantienen sus tradiciones con amor y generosidad.

Los panes de El Callao

Los panes ed El Callao
Roti relleno de pollo

El roti, por ejemplo, es un tipo de pan de trigo de origen indio; tiene forma de crepe y puede tener diferentes rellenos, como guiso de pollo, de carnes o de arvejas, y se envuelve como una especie de sobre. Hay varias versiones del roti y gracias a su versatilidad y variedad de sabores se pueden comer a cualquier hora del día.

Otra maravilla es el Pan de madame que tiene como sabor predominante la mantequilla. Este pan es dedicado a La Madama, un personaje de la cultura afro, que lleva la batuta en la comparsa de carnaval. Va vestida en ropa íntima de encajes que llegan más abajo de la rodilla y encima luce faldas de antaño con mucho colorido. La cabeza está cubierta por un pañuelo y el cuello se engalana con muchos collares.

Madamas de El Callao. Foto cortesía Mintur

Los imperdibles de esta gastronomía son los domplíns (dumpling), que son panes fritos aromatizados con nuez moscada y que se acostumbran rellenar con guisos similares a los del roti. Sin embargo, también se han ido adaptando a los sabores favoritos venezolanos y se elaboran como la carne mechada y huevos fritos.

Panes de El Callao
Dumplíns o domplinas. Via The Spruce

Si nos mantenemos en el tipo de cocción, el akra o acrá es una especie de torta o torreja también frita en aceite, preferiblemente de oliva, y adobada con los sabores típicos del perejil, el cebollín y el ají dulce, todo mezclado con bacalao previamente desalado.

Acra o Akrá. Tortas fritas de bacalao con perejil, cebollín o ají dulce

Así de importante es para nuestro país la llegada de culturas que lo han enriquecido no sólo con sus costumbres sino con la constante evolución de su gastronomía. La variedad de opciones que nos ofrece El Callao a la hora de buscar productos dentro del mundo de la panificación viene dada por su crecimiento y madurez gastronómica gracias a la influencia de otras culturas y a la perseverancia del pueblo venezolano de mantener sus costumbres y de difundirlas.

Su carnaval: Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Como en muchos otros lugares, en Venezuela los carnavales son símbolo de esparcimiento, disfrute y descanso. Hay personas que viajan hacia el interior de nuestro país y buscan hermosas playas soleadas como Chichirivichi o Choroní, o van a lugares pintorescos como El Callao, emblemático por tener las fiestas de carnavales más coloridas de Venezuela. En esta población se mantienen los bailes y desfiles acompañados del pegajoso ritmo del calipso. De hecho, en diciembre de 2016, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró los carnavales de El Callao como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

También puede interesarte: La vuelta al mundo en sus panes más famosos

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram