Newsletter

Síguenos

La maravillosa masa escaldada envuelve algunos misterios

Agua con sal, grasa y harina son los ingredientes básicos para hacer la maravillosa masa escaldada, esa que abre un sinfín de posibilidades en cuanto a cocina se refiere. Ya desde la Edad Media se utilizaba para encostrar alimentos con el propósito de conservarlos, principalmente la carne. La costra la protegía de la contaminación microbiana durante los días previos a su consumo. En la actualidad, se puede encontrar en platos tanto dulces como salados. Algunas masas escaldadas son la pasta choux, la masa de buñuelos y la masa de churros.

Entre las preparaciones que con ella se pueden hacer, están los profiteroles, bocaditos de nata, relámpagos, eclairs, religiosas, pastelitos, buñuelos de diversos sabores y churros. Como es de gran ayuda en la cocina, es recomendable tener a mano una receta básica. Antes de comenzar a prepararla, se debe tener presente que el proceso no se puede interrumpir.

Pasta choux

Eclairs

Ingredientes

  • ¼ litro de agua
  • 100 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de harina
  • 1 pizca de Sal
  • 5 huevos medianos

Preparación

  • Precalentar el horno a 220 ºC.
  • Poner a hervir el agua con la mantequilla y la sal.
  • Cuando la mantequilla esté derretida y la mezcla comience a hervir, echar la harina de golpe y remover con una espátula hasta que se forme una bola compacta, que se despegue de las paredes de la olla y la masa esté seca.
  • Retirar del fuego y seguir trabajando hasta que entibie un poco.
  • Añadir los huevos de uno en uno y continuar mezclando, hasta que la masa esté compacta, pero blanda. Es fundamental que cada huevo esté completamente integrado, antes de añadir el próximo.
  • Para saber si ya está lista, coger un poco con la espátula. Si cae despacio, ya está en su punto. En caso de quedar pegada a la espátula, se debe sumar un huevo.
  • Al terminar la masa, introducir en una manga pastelera. Hacer seguidamente las formas según la receta. Bolitas para profiteroles o lionesas, alargadas para eclairs u otras. Cualquiera que sea la preparación, se deben colocar directamente sobre una bandeja para hornear, con suficiente separación entre cada una.
  • Hornear hasta que las piezas se hinchen y luego bajar la temperatura del horno a 180 ºC, hasta que estén doradas.
  • Retirar del horno y esperar a que estén frías, para seguir con el relleno

Masa de buñuelos

Preparación

  • La masa es la misma que la de pasta choux, solo que un poco más líquida, razón por la cual se añade uno o dos huevos.
  • Una vez con la masa lista, se le da forma a los buñuelos con dos cucharas. Debe tenerse en cuenta que estos se inflan casi al doble de su volumen inicial, al momento de hacer las bolitas.
  • Para que queden redondos y fáciles de rellenar, lo mejor es ir mojando las cucharas en el aceite, mientras se van formando.
  • Los buñuelos se fríen en una sartén con abundante aceite, a una temperatura no muy alta, por aproximadamente seis minutos. Deben moverse constantemente, hasta que estén doraditos.
  • Al hincharse, las bolitas quedan aireadas en su interior, lo cual facilita su relleno.

Masa de churros

Churros

Ingredientes

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 250 gramos de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Azúcar para espolvorear
  • Aceite

Preparación

  • A diferencia de las recetas anteriores, en este caso, entre los ingredientes para la masa no se incluye el huevo.
  • El procedimiento entonces es casi el mismo, solo que se omite el paso en el cual se agregan los huevos.
  • Al tener la masa, esta se introduce en una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella.
  • Hacer los churros del largo deseado sobre una mesa. Calentar el aceite y freír.
  • A medida que estén listos, llevarlos a un plato con papel absorbente.
  • Espolvorearlos con azúcar y servir de inmediato.

También le puede interesar: Crema pastelera: la sencilla aliada de diversos postres

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram