Newsletter

Síguenos

Los chefs también descansan los sábados

Es bien sabido que el sector gastronómico es sumamente exigente y demandante. Sin embargo, varios son los chefs que están cambiando sus formas de pensar y trabajar, usando un día tan importante como los sábados para descansar.

Aunque el sábado puede ser el día más beneficioso para la economía de un restaurante, cada vez más profesionales prefieren priorizar su bienestar. Esto, utilizando el fin de semana para compartir con sus familiares o simplemente descansar.

Esta es una tendencia que ha ido en aumento con el pasar del tiempo en diferentes locales de altura de todo el mundo, según reseñó Fine Dining Lovers.

Entre los chefs que han abogado por esta nueva modalidad que respeta los fines de semana como un espacio de recreación o relajación está Albert Adrià. Reconocido mundialmente por el gremio de la cocina, el menor de los hermanos Adrià dispuso que su proyecto Enigma solo trabaje de lunes a viernes.

Decidimos que era necesario cerrar un día más para poder descansar como es debido“, comentó Albert. Asimismo, reveló que la decisión fue tomada por todo el equipo: “Dimos la opción de trabajar de lunes a viernes o de martes a sábado. La primera opción fue casi unánime”.

El catalán explica que, por la dinámica usual del restaurante, muchos de sus comensales son turistas que visitan Barcelona, donde está ubicado. Por ende, la propuesta no afecta al local, pero sí beneficia al personal, que puede “pasar el fin de semana con su familia”.

Las cosas están cambiando para los chefs

Enrique Casarrubias - Los Chefs
El mexicano Enrique Casarrubias, del Oxte (París) usa los fines de semana para descansar / Foto: Robbreport

Albert Adrià no es el único de los chefs que ha apostado por prescindir de los sábados y domingos. Oxte, recinto parisino de cocina mexicana con una estrella Michelin, tampoco trabaja durante estos días. Dirigido por Enrique Casarrubias, el sitio aprendió a sobrevivir sin los fines de semana luego de una temporada de protestas en París. A esto se le sumó la pandemia, que le dio una perspectiva diferente sobre la vida y la importancia del descanso y el disfrute.

La gente ha redescubierto el placer de pasar tiempo con su familia y se ha dado cuenta de que trabajar en restaurantes es muy agotador”, dijo a Fine Dining Lovers. Asimismo cree que todo esto ayuda a que su equipo esté más motivado y feliz, lo que trae mejores resultados.

Por otro lado, algunos expertos creen que esta tendencia irá, poco a poco, en aumento. Damien Rodière, director general para Europa Occidental de The Fork, una plataforma de reseñas y recomendaciones, considera que esta práctica será cada vez más común. Algo que puede traer, como consecuencia, que conseguir o reservar una mesa un sábado se vuelva más costoso, pues habrá, probablemente, menos oferta para la demanda de los comensales.

También le puede interesar: ¿Qué saber antes de abrir un restaurante?

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram