Las castañas, dos preparaciones para aprovecharlas

las castañas

Las castañas son el fruto que se obtiene del castaño común. Se desarrolla en el interior de una cúpula verde que se halla cubierta de espinas largas y ramificadas, razón por la cual también se denomina “erizo”. La cúpula encierra en su interior las castañas, en grupos de 2 o 3 unidades.

La parte comestible de la castaña es de color blanco amarillento y de sabor agradable y dulce. Se encuentra rodeada, en primer lugar, por una telilla roja aterciopelada muy adherente, que incluso puede llegar a compartimentarla interiormente.

Externamente, presenta otra cubierta de color marrón oscuro y de apariencia lustrosa, una especie de cuero delgado. La castaña, de este modo, es la que aparece en el interior de la cubierta espinosa.

las castañas

Su consumo crudas no está muy extendido, ya que de esta manera resultan ásperas y duras. Por lo general se asan, se cuecen o se emplean para hacer purés, tanto dulces como salados.

El marron glacé, especialidad francesa de la que toma el nombre, se prepara confitando las castañas en un sirope de azúcar cada vez más concentrado. Es un dulce rico.

Si va a consumir las castañas asadas no es preciso pelarlas previamente. Únicamente basta con hacerles un corte en la corteza para evitar que revienten durante su preparación. Por el contrario, es necesario pelarlas si se las va a cocer.

Crema de marrons glacés

Crema de castañas
Foto vía: Hogarmania

Ingredientes (4 raciones)

  • 80 g de marrons glacés
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 3 cucharadas de azúcar glas
  • 2 cucharadas de kirsch
  • 150 ml de nata líquida
  • 2 claras de huevo

Preparación

  • Ponga los marrons glacés en un recipiente y aplástelos con un tenedor. Agregue el cacao y el azúcar y forme una pasta, amasándola bien durante 2 o 3 minutos.
  • Añada el kirsch y trabaje la mezcla hasta que adquiera una consistencia cremosa.
  • Bata la nata líquida hasta que esté montada e introdúzcala en la nevera. A continuación, bata las claras a punto de nieve.
  • Incorpore la nata al puré de castañas. Luego, las claras a punto de nieve. Mezcle todos los ingredientes con mucho cuidado. Vierta la crema en un cuenco grande e introdúzcala en la nevera durante un mínimo de 2 horas.

Puré de castañas

Puré de castañas
Foto vía: Pinterest

Ingredientes (6 raciones)

  • 1 kg de castañas frescas
  • 500 ml de caldo de ave
  • 3 ramas tiernas de apio España
  • 60 g de mantequilla
  • 100 ml de nata líquida
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • Corte las castañas con un cuchillo de punta por la cara plana. Cocínelas en el horno durante 10 minutos a 200°C.
  • Pélelas cuando estén lo más calientes posible, retirando la corteza y la piel.
  • Caliente el caldo en una olla y añada las castañas. Llévelas a ebullición, tápelas, baje el fuego y cocínelas durante 20 minutos. Escúrralas.
  • Lave y corte el apio España. Estófelo durante 10 minutos con 20 g de mantequilla.
  • Pase las castañas por el pasapurés y vierta el puré en una olla con el resto de la mantequilla. Caliéntelo añadiendo el apio España. Agregue la nata y sazónelo con sal y pimienta.

También le puede interesar: Moluscos para consentir a sus invitados