Kvass, una bebida clásica en el este europeo

0
83
Bebida Kvass / Kvas / Bebida de Rusia
La bebida se puede conseguir tanto de forma artesanal como hecha industrialmente / Foto vía: myvolgin.com

Entre la inmensa y gran variedad de bebidas existentes en el continente europeo, el kvass es una muy popular, específicamente, en los países de la zona central y este. Similar a la cerveza, es una preparación antigua que incluso es considerada un elemento de importancia cultural en naciones como Rusia.

Conocida también como Kvas, Kali y Gira, se trata de una bebida elaborada con pan de centeno o pan negro que se deja fermentar. Según refieren algunas fuentes, sus orígenes se remontan a varios siglos atrás, con registros que confirman su existencia, incluso, desde el siglo X.

Una tradición que perdura con los años

Bebida Kvass / Kvas / Bebida de Rusia
El kavss se caracteriza por su aspecto turbio, similar al de una cerveza sin filtrar / Foto vía: Youtube.com

Sus ingredientes principales son agua, azúcar, levadura y el mencionado pan. Una de sus características principales está en su muy baja graduación alcohólica. Usualmente, por su tiempo corto de fermentación, de entre dos y siete días, y las pequeñas cantidades de levaduras y azúcares añadidos, el kvass promedio posee 1,5% de ABV. Por esto, en algunos países es considerada como una receta familiar que disfrutan hasta los niños.

Cuando está listo, suele tener una coloración entre ambar y negro, además de un aspecto turbio, descrito por muchos como similar a una cerveza sin filtrar. En sabor, gracias al pan fermentado, ofrece notas terrosas y maltosas, ligeramente agridulces y carbonatadas.

A lo largo de la historia, los métodos y técnicas de preparación han variado. Hoy en día, se le puede añadir frutos, hierbas y hasta miel para darle un sabor distintivo y más dulce. Algunas personas, hasta utilizan remolacha como base para hacer este fermentado.

Bebida Kvass / Kvas / Bebida de Rusia
La bebida se caracteriza por su baja graduación alcohólica / Foto vía: LonelyPlanet.com

El kvass es muy famoso en Rusia, donde muchos lo exaltan como bebida nacional junto al vodka y hasta es aprovechado como ingrediente en sopas como la okroshka. Asimismo, también es de gran relevancia en Croacia, Estonia, Letonia y más países eslavos donde puede conseguirse tanto de forma artesanal en puestos callejeros como embotellado en mercados.

Los promotores de esta creación afirman que no solo destaca por su sabor único, sino también por sus buenas propiedades. Al tratarse de un probiótico, favorece la función intestinal, facilitando la digestión y fortaleciendo el sistema inmune. Además, es rico en antioxidantes y vitaminas B1 y B2.

También le puede interesar: La cerveza toma protagonismo en la alta cocina

Comentarios

Dejar respuesta
Por favor, escribe aquí tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre