Newsletter

Síguenos

Jamones curados icónicos alrededor del mundo

Un insumo que no puede faltar en casi ninguna despensa, el jamón, obtenido de sus patas traseras, es otra muestra del carácter delicioso del cerdo. Como no podía ser de otra manera, cada región cuenta con sus métodos para elaborarlo y de allí la variedad que existe. Entre tantos, los jamones curados tienden a ser los más cotizados y buscados.

Este producto cárnico ha sido confeccionado por siglos, incluso en el antiguo Imperio romano. A lo largo de la historia se ha ido expandiendo por el mundo con su amplia gama y calidad.

Distintas razas de cerdos y la alimentación de estos, ingredientes añadidos o el uso de métodos para hacerlos determinan factores.

A pesar de la amplia variedad de tipos y clasificaciones, algunos jamones curados del planeta son sumamente populares. Unos cuantos, incluso, son un gran objeto de deseo para los amantes del buen comer.

Los jamones curados más deseados

Ibérico

Jamón ibérico, jamons curados

Es calificado por muchos como el mejor jamón curado que existe y es catalogado como “artículo de alta cocina y lujo gastronómico”. Elaborado en España, proviene de la raza de cerdo que le da el nombre. Este animal tiene la cualidad de almacenar ciertas cantidades de grasa en sus patas traseras, lo que le da un toque especial a su sabor.

Una de sus particularidades es que se clasifica según la pureza del cerdo y su alimentación. El proceso de curado por el que pasa dependerá de estas dos variables y del tamaño de la pieza, pudiendo llegar hasta 48 meses.

Es descrito como un producto bajo en sal y con sabores y aromas marcados. Sus colores incluyen distintas variaciones del rojo, y presenta una textura fibrosa con grasa infiltrada. Además, su apreciación aumenta por sus beneficios para combatir enfermedades cardiovasculares.

Cuenta con diferentes denominaciones de origen que avalan su calidad y su proveniencia.

Prosciutto di Parma

Prosciutto di Parma

Prosciutto es la palabra italiana para referirse al jamón. En toda la extensión del país europeo abundan sus tipos, pero el hecho en Parma destaca sin duda. Según algunas fuentes, su preparación se remonta al siglo I a. C. Desde entonces la tradición se extendió hasta llegar a la región de Terre Matildiche.

Es un jamón de clase cruda, caracterizado por las notas dulces de su sabor. Durante su elaboración no se permite más que sal, y en algunos casos manteca de cerdo, para su conservación. Normalmente madura entre 14 y 16 meses antes de su consumo.

Serrano

Jamón serrano, jamones curados

A pesar de que comparte muchas similitudes con el ibérico, guardan considerables diferencias. Este se elabora con el salado y curado de la carne de cerdo blanco. El serrano se distingue de otros jamones blancos pues es producido en el clima frío y seco de la sierra española. Cuando no se trata de un jamón producido en la sierra pero sí curado, simplemente se le conoce como jamón curado.

Su preparación, ejecutada en varias partes, conlleva una salazón de aproximadamente 14 días. Posteriormente se realiza el postsalado (distribución homogénea de la sal), el lavado y el secado. El producto puede mantenerse en reposo hasta por 24 meses.

De Jinhua

Jamón De Jinhua

Muy apreciado dentro de la gastronomía China. Se hace salando, remojando y madurando la pieza. Todo el proceso puede llevar hasta unos dos meses. De sus características destaca su color amarillento en el exterior, su olor fuerte, textura fina con un poco de grasa y sabores entre salado, umami y dulce.

Puede ser utilizado para acompañar guisos, sopas y otras recetas.

De Bayona

Jamón curado

Una especialidad de las tierras del valle del Adur, donde se encuentra la ciudad homónima francesa. Es de carácter obligatorio que sea hecho con un cerdo del suroeste de Francia y que este haya sido alimentado con cereales. Es tan reconocido que cuenta con la Indicación Geográfica Protegida otorgada por la Unión Europea.

Se encuentra entre los jamones curados que son muy similares al serrano. En este caso se utiliza para la salazón una sal específica de la zona de Salies-de-Béarn. Esto lo hace menos salado. Además, se tiempo de curado es más corto, con un máximo de 10 meses.

Selva Negra

La zona montañosa del mismo nombre es el sitio donde se hace. Una de sus características es su sabor distintivo, cortesía de especias y un proceso de ahumado. Suele salarse con un toque extra de enebro, ajo, hierbas y pimienta. Luego se deja reposar y se ahúma en frío. Tradicionalmente, las piezas solían cubrirse con sangre de ternera para darle una coloración oscura.

Country ham

Country Ham

Una variedad muy arraigada en distintas regiones de Estados Unidos. Este pasa por salazón de uno a tres meses y luego se ahúma. En cuanto a este último proceso, se lleva a cabo con madera de nogal para posteriormente curarlo entre varios meses y dos o tres años.

Su uso más representativo en la cocina norteamericana es para prepararlo entero al horno.

También le puede interesar:  Cortes de carne: un sinfín de opciones

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram