Newsletter

Síguenos

En la gastronomía portuguesa se goza de buenos quesos

Quizás poco conocida por muchos, la gastronomía portuguesa es digna de disfrutarse. Para los amantes del queso, la nación ibérica puede ser un punto más que interesante si desean probar buenos productos.

En toda su extensión, Portugal es un país con una tradición por los quesos muy arraigada. De tal forma, hay una variedad sumamente rica con lácteos de perfiles muy diferentes.

Conociendo la gastronomía portuguesa a través de sus buenos quesos

Aquí, una selección de algunos de los insumos lusos más populares, en su mayoría de oveja, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Azeitão

Gastronomía portuguesa: Queso Azeitão
Es un queso de leche de oveja con un centro suave / Foto: ConocePortugal.com

Su nombre proviene del pueblo homónimo, de donde es originario. El creador fue Gaspar Henriques de Paiva, un pastor que en el siglo XIX comenzó a elaborar este buen queso de leche de oveja sin pasteurizar.

Para algunos se trata de uno de los queijos más queridos por los portugueses. Hoy en día, posee la Denominación de Origen Protegido (DOP) y se produce en varias localidades a pocos kilómetros de Lisboa.

El azeitão se hace dejando coagular la leche cruda de oveja para luego añejar el queso por un mínimo de 60 días. Se caracteriza por su interior cremoso y su sabor fuerte, que puede ser algo picante. En esencia, es considerado un producto bastante complejo.

Serra da Estrela

Queijo Serra da Estrela / portugal
La tradición en torno a este queso tiene varios siglos / Foto: DinheiroVivo.com

Otro buen queso de la gastronomía portuguesa que también se hace con leche de oveja. Según algunos registros y documentos, podría ser el más antiguo del país, datando del siglo XIII.

En términos generales, podría decirse que es muy similar al azeitão. Sin embargo, este suele distinguirse por tener sabores más suaves y menos marcados que su contraparte. De igual manera, se deja añejar por al menos 60 días, todo antes de ofrecerse en presentaciones de entre uno y tres kilogramos. Posee la DOP desde 1996 y también tiene una textura mantecosa y untosa.

Évora

Queijo Évora de Portugal
El Évora se deja envejecer, normalmente, como un año / Foto: GoogleArtsAndCulture.com

Toda una joya culinaria para los portugueses. Es otro queijo de oveja, en este caso de la raza merina, que destaca por su perfil artesanal y gran excelencia. Es considerado como uno de los ideales para aquellos que aman los sabores fuertes y notables en un queso, pues pasa por un largo proceso de maduración.

Lo usual y más tradicional es que se deje envejecer por un año, aunque algunas versiones pueden tener menos tiempo. De esta manera, desarrolla notas intensas que se relacionan con lo picante, lo ácido y lo salado. Asimismo, destaca por su corteza dura de color amarillento. Se vende en presentaciones pequeñas, comúnmente de entre 100 y 150 gramos. Cuenta con la Denominación de Origen Protegido.

Rabaçal

Portugal: Queijo Rabacal
Su producción es bastante artesanal / Foto: CenterOfPortugal.com

Un queso semiduro que combina dos tercios de leche de oveja con un tercio de leche de cabra, lo que le da una esencia distintiva. Además, este producto con DOP resalta porque los animales pastan en campos donde crece una especie de tomillo, algo que hace que el rabaçal adquiera sabores únicos.

Se promueve como un producto ideal para todo tipo de paladar, pues sus notas no son tan intensas, aunque no dejan de ser interesantes y tener ciertos toques entre dulces y picantes.

El proceso de curación es de aproximadamente 20 días, suficiente para que tome un perfil atractivo en sabores y aromas. Por fuera destaca por su corteza amarillenta y lisa, mientras por dentro es más blanquecino y blando.

São Jorge

Queijo Sao Jorge / Gastronomía de Portgual
El São Jorge se ofrece en presentaciones de grandes dimensiones / Foto vía: Qualigeo.eu

Elaborado en la isla homónima, se distingue de otros quesos de la gastronomía portuguesa por no usar leche de oveja, sino de vaca. Su tradición tiene varios siglos, pues hay registros que demuestran que se produce desde el siglo XV.

El queijo se deja madurar a temperaturas controladas, algo que le da una coloración amarillenta, una corteza firme y un interior semiduro. Sus sabores son algo especiados, ligeramente picantes y ácidos. Cuenta con la DOP y su presentación es de grandes dimensiones, en ruedas de entre 8 y 12 kilogramos usualmente.

Serpa

Queijo Serpa: Gastronomía portuguesa
Otro de los buenos quesos de oveja de Portugal / Foto: TasteAtlas.com

¿Otro queso de oveja? Pues sí. En este caso, este producto artesanal del este de Portugal resalta por tener ciertas similitudes con el pecorino italiano.

Algo interesante es que en su proceso de cuajado, se utiliza una infusión de cardos, una planta que crece en los prados locales. “Las hojas de la planta se secan y se remojan en agua, y este líquido se agrega a la leche calentada para comenzar el proceso de cuajado. La cuajada se coloca en moldes y los quesos moldeados se envuelven suavemente en una tela de muselina para que maduren más. La corteza del Serpa es fina y maleable, mientras que el interior del queso es semiblando y de color blanco amarillento“, explica el portal Taste Atlas.

También le puede interesar: Las Islas Canarias son tierra de quesos excepcionales

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram