Errores más comunes al preparar pastas

Cocinar pastas

A todos encanta un buen plato de estas preparaciones italianas. Las pastas ofrecen infinidad de opciones y recetas para llevar a la mesa. Sin embargo, pese a la pasión por estas comidas, gran cantidad de errores se presentan al cocinarla.

Conocer las equivocaciones típicas hará que se perfeccione la manera de prepararla. Se deben aprovechar al máximo características y sabores.

Errores más comunes al cocinar pastas

Una olla demasiado pequeña

Ollas de acero inoxidable

Algo muy frecuente, la pasta debe cocerse en abundante agua. La proporción recomendada es de un litro por cada 100 gramos. Si este requisito no se cumple, al momento de echarla al agua, esta disminuirá considerablemente su temperatura.  Mientras calienta nuevamente, la pasta podría apelmazarse en el fondo. Además, la fécula se concentrará en mayor cantidad y quedará pegajosa.

Por otro lado, es totalmente necesario que el agua rompa a hervir para agregar la pasta en la cacerola.

Sal, un aliado importante

Sal

Este condimento juega un papel importante durante la cocción. Las pastas necesitan sal para obtener buena textura y sabor. Al hervir el agua, se debe añadir aproximadamente dos gramos de sal por cada 100 de la pasta que se vaya a preparar.

El condimento no se será ingerido por completo, pues la masa no lo absorbe del todo.

El aceite, totalmente prohibido

alimentos para el cuidado de la piel

Una práctica habitual es verter un pequeño chorro de aceite u otro ingrediente graso al agua donde se hará la pasta. Algunos creen que esto ayuda a que el alimento no se pegue, pero eso es totalmente falso e innecesario. Si se engrasa, será más difícil integrar la salsa u otros ingredientes.

No revolverla

pasta aceite

Algo que sí evitará que se pegue y contribuirá a que se cocine óptimamente, es mover constantemente. Una vez echada al agua, se debe empezar esta dinámica. Con una pinza o una cuchara de madera se debe revolver con frecuencia.

Enjuagarla cuando esté lista

pastas

Es un pecado verter más agua al momento de colarla. Esta acción solo logra eliminar el almidón, que ayuda a mantener la forma y a absorber los sabores de la salsa. Lo único que debe hacer es escurrir bien el exceso de agua.

¿Primero la salsa o la pasta?

Alimentos - pasta

Normalmente, se deja la salsa en el orden de preparación. Lo fórmula para aprovechar bien las propiedades de los alimentos es cocinar la pasta una vez que la salsa esté lista. Cuando ambos elementos listos, servir inmediatamente para disfrutarlos.

También es prudente cuidar que la salsa sea la adecuada. Las ligeras van mejor con fideos largos y finos, mientras que las más espesas se adaptan a las pastas gruesas.

Pequeños errores que, aunque no causarán una catástrofe, impedirán que se aprecien como se debe las exquisitas recetas italianas. Al evitarlos, perfeccionará sus habilidades culinarias.

También le puede interesar:   Los 6 peores errores al ahumar carnes