Dominique Crenn, ícono de la cocina y del activismo

Foto: Carlos Aranguren

Aunque la chef Dominique Crenn sea conocida principalmente por su buena cocina, lo cierto es que también lleva tiempo luchando por diversas causas. Por su labor en favor de la representación femenina y la comunidad LGBTQ+ en la industria culinaria, la francesa fue reconocida con el premio Icon Award de The 50 Best.

Dominique es la líder de Atelier Crenn (San Francisco), primer restaurante en Estados Unidos dirigido por una mujer que gana tres estrellas Michelin. Ahora, la gala suma otro reconocimiento que recibirá en la edición 2021 del afamado ranking de restaurantes.

Adoptando el cariño y el amor

Un dato quizás no muy conocido de la francesa es que es adoptada. Algo que influyó, sin ligar a dudas, en la profesional que es hoy. De la mano de Allan y Louise Crenn, creció en el seno de una familia llena de amor y que siempre la apoyó en sus objetivos.

“Cuando la gente elige, hace una gran diferencia en la vida, especialmente cuando se trata de amor. Cuando le das eso a una niña que apenas sabe hablar, entra en tu ADN. Estoy agradecida por lo que tengo. En lugar de pensar en lo que no tengo, pienso en lo positivo, lo que te permite también dar amor a los demás“, comenta sobre este aspecto de su vida.

La francesa tuvo sus primeros coqueteos con la cocina apenas a los nueve años. En aquel entonces, su madre enfermó y tuvo que hacerse cargo muchas veces de los almuerzos y las cenas. Para ello, tuvo mucho apoyo de su abuela adoptiva, además, de cosas que aprendió con Albert Coquil, un crítico culinario amigo de su familia.

Con los años se apasionó aún más por los fogones y a los 24 años, sin saber mucho de inglés, se fue a Estados Unidos a probar suerte. El resto es historia y ya es una de las mujeres más influyentes de la gastronomía.

El activismo como ingrediente principal de Dominique Crenn

Ana Roš y Dominique Crenn
Dominique ha tomado un rol de activista en la igualdad de género en la gastronomía / Foto vía: FoodAndWine.com

Dominique Crenn no es solo buenas comidas, también es valor y lucha. Al ser mujer y homosexual, la francesa sufrió mucha discriminación dentro y fuera de espacios laborales. Por esto, se trazo el objetivo de cambiar las reglas del juego y brindar una mano a las minorías.

Ganadora también del premio a mejor chef femenina de 2016, da espacios en sus diferentes proyectos culinarios a las comunidades afectadas. “Para mí, la forma más obvia de mejorar las cosas para las mujeres en la cocina es, en primer lugar, alentar a más mujeres a convertirse en chefs“, ha expresado sobre su filosofía feminista.

La francesa resalta, por otro lado, la importancia de una alimentación más sana y sustentable. Paciente de cáncer hace pocos años, promueve formas de comer que apuntan a lo saludable y, a su vez, a ser más amigables con el medio ambiente. Una de sus apuestas ha sido dejar de lado las carnes en sus restaurantes y proyectos.

Ana Roš y Dominique Crenn
La francesa da espacio a las minorías en sus cocinas / Foto vía: FoodAndWine.com

Quiero forjar un futuro mejor para la nueva generación. Voy a seguir haciendo esto. Estoy agradecida por la plataforma que me han brindado (The 50 Best) y es mi responsabilidad ayudar a los demás”, finaliza la cocinera.

Su premio será otorgado en octubre, cuando se lleve a cabo una nueva edición de The World’s 50 Best Restaurants.

También le puede interesar: Marissa Sánchez, el motor de la familia Paniego